Sufijo -demia

Es probable que lo más conveniente, antes de abordar una definición sobre el sufijo –demia, sea revisar de forma breve algunas definiciones, que permitirán entender este morfema dentro de su contexto específico.

Definiciones fundamentales

En consecuencia, puede que también sea pertinente enfocar esta revisión en dos nociones específicas: la primera de ellas, el propio concepto de Sufijos, pues esto permitirá entender la naturaleza del morfema –demia. Por igual, será de utilidad lanzar luces sobre la definición de Sufijos de procedencia, por ser esta la categoría dentro de la cual se considera catalogado este morfema. A continuación, cada uno de ellos:

Los sufijos

De esta manera, se comenzará por traer a capítulo la definición de sufijos, los cuales son descritos por la Lingüística como un tipo de morfema tónico, que se une de forma posterior a la palabra, creando una nueva forma, la cual puede originarse a razón de diferentes procesos morfológicos, como por ejemplo:

  • La flexión: por un lado, los sufijos podrán servir para funciones flexivas, uniéndose entonces a la palabra, para así generar una de las tantas formas que esta puede tener, según los accidentes gramaticales que sufre en cuanto a su contexto.
  • La derivación: de igual forma, los sufijos fungirán igualmente como partículas morfológicas derivativas, anexándose a una palabra para crear una nueva, la cual se caracteriza por contar con total independencia gramatical y lingüística.

Así también será importante señalar que la Lingüística identifica los sufijos como uno de los cinco distintos tipos de afijos, que existen dentro de las Lenguas naturales, por lo que entonces los sufijos pertenecen al mismo grupo que los prefijos, infijos, interfijos y circunfijos. No obstante, y pese a que la principal diferencia entre estas partículas es el sitio de la palabra en el cual se une, los sufijos se caracterizarán por ser los únicos de los afijos con capacidad de modificar la categoría gramatical de la palabra a la cual se unen.

Sufijos de procedencia

En otro orden de ideas, también será positivo traer a capítulo la definición se sufijos de procedencia, los cuales han sido explicados por la disciplina lingüística como un tipo de morfema, que además de unirse de forma posterior a la palabra, como todo sufijo, cuenta también con la característica de contar con un origen etimológico que puede ser rastreado hasta alguna lengua clásica, como por ejemplo el latín o el griego. Este tipo de sufijos también se caracterizan por contar con su propia carga semántica, la cual se agregará a la palabra que se constituya, orientando así su significado.

Sufijo –demia

Teniendo presente estas definiciones, quizás entonces sea mucho más sencillo aproximarse a una definición del sufijo –demia, el cual será asumido por la Lingüística como un sufijo de procedencia, cuyo origen parece estar relacionada con la voz griega dem, traducida literalmente como “pueblo”.

En el Español, el morfema –demia constituirá un sufijo de tipo médico, el cual se refiere a las “enfermedades que sufren los pueblos”. Algunos ejemplos del uso de este sufijo dentro de la lengua española serán los siguientes: Epidemia, Pandemia. Así también, la Lingüística indica que el sufijo –demia cuenta con la variación –démico, el cual por su parte tendrá igual significado, mientras conformará palabras como Endémico, Pandémico.

Imagen: pixabay.com

Sufijo -demia
diciembre 20, 2017
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar