Sufijo -dor / -dora

Quizás lo mejor, antes de avanzar sobre una definición del sufijo –dor / -dora, sea revisar previamente algunos conceptos, que permitirán entender esta partícula morfológica en su contexto preciso.

También te puede interesar:

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también sea prudente delimitar esta revisión a dos nociones específicas: la primera de ellas, la propia definición de Sufijos, pues tener en cuenta este concepto hará posible tener conciencia sobre la naturaleza del morfema –dor / -dora. Así mismo, será necesario pasar revista sobre las definiciones de los Sufijo nominalizantes y los Sufijos adjetivizantes, por ser las dos categorías en donde puede clasificarse este sufijo del Español. A continuación, cada uno de ellos:

Los sufijos

De esta manera, se comenzará por decir que los sufijos son entendidos por la Lingüística como una clase de morfema tónico, que se une siempre –y sin excepción- al final de la palabra, es decir, que se une de forma posterior a esta partícula, dando como resultado una nueva. Sin embargo, la disciplina lingüística también señala que esta acción por parte de los sufijos puede venir impulsada por dos distintos procesos morfológicos, descritos de la siguiente manera:

  • Flexión: en primer lugar, los sufijos podrán cumplir con funciones flexivas, uniéndose de forma posterior a palabras, para generar nuevas formas que resulten compatibles con las muchas que tiene una palabra, según los diferentes accidentes gramaticales que esta sufre en su contexto lingüístico.
  • Derivación: así también, en el caso de los sufijos puede identificarse funciones derivativas, puesto que estos morfemas tónicos también podrán unirse de forma posterior a las palabras, dando como resultado una nueva, que es totalmente independiente de aquella que le ha dado origen, tanto desde el punto de vista gramatical y semántico.

Por otro lado, la Lingüística resalta que los sufijos también podrán ser considerados como uno de los cinco distintos afijos que existen dentro de las Lenguas naturales, lo cual hace que compartan grupo entonces con los prefijos, interfijos, infijos y circunfijos, de los que se diferencia, no sólo por contar con su propio lugar de la palabra en donde insertarse, como cada uno de ellos tiene, sino porque los sufijos serán el único tipo de afijo que tiene la capacidad o propiedad de inferir de forma directa en la categoría gramatical de la palabra a la cual se ha unido.

Sufijos nominalizantes

En cuanto a los sufijos nominalizantes, la Lingüística los define como uno de los tipos o clases de sufijos derivativos que existen en la Lengua, y que se caracterizan por ser morfemas tónicos, que se unen de forma posterior a una palabra, originando a su vez una nueva forma, la cual puede ser clasificada gramaticalmente como un sustantivo.

Sin embargo, esta disciplina también resalta que los sustantivos creados a través de derivación por estos sufijos se diferenciarán entre sí de acuerdo a la categoría gramatical de la palabra que les ha dado origen, distinguiéndose entonces entre sustantivos deadjetivales, deverbales y denominales.

Sufijos adjetivizantes

Por último, será de provecho también centrar la atención sobre el concepto de Sufijos adjetivizantes, los cuales son entendidos como aquellas partículas morfológicas de tipo derivativo, que se unen de forma posterior al lexema para originar nuevas palabras, clasificadas gramaticalmente como adjetivos, y que podrán clasificarse a su vez como adjetivos deverbales, adjetivos denominales y adjetivos deadjetivales, según la categoría gramatical de la palabra que les dio origen.

Sufijo –dor / -dora

Teniendo presente estas definiciones, será quizás mucho más sencillo abordar una definición del sufijo –dor / -dora, el cual será entendido entonces como un tipo de sufijo derivativo, el cual podrá ser clasificado al mismo tiempo como un sufijo nominalizante y adjetivizante, debido a que es capaz de originar tanto sustantivo como adjetivos, tal como puede verse a continuación:

Como sufijo nominalizante

En este caso, el sufijo –dor / -dora se unirá de forma posterior a algunos lexemas, con el fin de originar al menos tres distintas clases de palabras:

  • En primer lugar, será usado para conformar el nombre de algunos instrumentos o herramientas: Tenedor, Aspiradora, Lavadora.
  • Por otro lado, en el Español, también se utilizará el sufijo –dor / -dora para conformar sustantivos referentes a lugares específicos: Mirador, Probador, Comedor.
  • Finalmente, el sufijo –dor / -dora también creará palabras, clasificadas como sustantivos, que refieran específicamente a una ocupación u oficio, como por ejemplo: Diseñador, Tejedor, Jugador.

Como sufijo adjetivizante

De igual forma, el sufijo –dor / -dora cumple en el Español una función derivativa, que da paso a la creación de nuevas palabras, que a su vez podrán ser clasificadas como adjetivos, los cuales en su totalidad serán entendidos como adjetivos que dan cuenta de una cualidad de una persona o individuo. Algunos ejemplos de este usos específicos serán Encantador, Observadora, Hablador.

Variaciones en el Español

En otro orden de ideas, es necesario señalar también que la disciplina de la Lingüística concibe dentro del Español tres variaciones del sufijo –dor / -dora, las cuales son igualmente clasificadas como sufijos nominalizantes y adjetivizantes, siendo estas las siguientes:

-tor: en base a la cual se crean formas como Constructor, Redactor.
-sor: con el que se crean palabra como Opresor.
-or: con el que se originan palabras como Tenor, Pintor, Cantor

Imagen: pixabay.com

Sufijo -dor / -dora
diciembre 21, 2017
Se habla de:                                     

Ver más Artículo al azar