Sufijo -edo / -eda

Quizás lo mejor, previo a abordar una definición del sufijo –edo / -eda, sea revisar de forma breve algunos conceptos, indispensables para entender esta partícula morfológica, dentro de su contexto lingüístico específico.


Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también sea prudente delimitar esta revisión teórica a dos nociones: la primera de ellas, la propia definición de sufijos, a fin de poder entender desde un primer momento la naturaleza del morfema –edo / -eda. Por otro lado, también será importante lanzar luces sobre el concepto de Sufijos de significado, por ser esta la categoría en donde se encuentra clasificado este sufijo. A continuación, cada una de estas definiciones:

Sufijos

De esta manera, se comenzará diciendo que la Lingüística se ha encargado de definir los sufijos como una especia de morfema, caracterizado tanto por ser tónico, así como por unirse siempre y sin excepción de forma posterior a los diferentes lexemas, a fin de dar como resultado nuevas palabras. No obstante, no se puede hablar de un solo proceso morfológico como el causante de  la constitución de estas formas, originadas por la unión de un sufijo y un lexema, ya que se encontrarán dos distintos procesos:

  • Flexión: por un lado, los sufijos se comportarán como partículas flexivas, uniéndose a un lexema para generar alguna de las formas que este puede asumir, según los diferentes accidentes gramaticales que sufre según su contexto lingüístico.
  • Derivación: así mismo, los sufijos podrán desempeñar funciones derivativas, uniéndose entonces a un lexema, para dar como resultado una nueva forma, que aun cuando se origina de una raíz o una palabra específica, en realidad cuenta con total independencia semántica y gramatical.

En otro orden de ideas, la Lingüística ha señalado también que los sufijos podrán identificarse como uno de los cinco tipos de afijos con los que cuentan las Lenguas naturales, por lo que conforman grupo con los prefijos, infijos, interfijos y circunfijos, de los cuales sin embargo se diferencian por ser los sufijos los únicos con la capacidad de inferir y cambiar la categoría gramatical de la palabra o lexema al cual se unen, para generar una nueva forma o palabra.

Sufijos de significado

Igualmente, será de gran importancia llamar la atención sobre la definición de Sufijos de significados, los cuales han sido entendidos como un tipo de sufijo, el cual además de estar constituido por un morfema de tipo tónico, cuenta con su propia carga semántica, la cual también comienza a formar parte de la nueva palabra que se ha originado.

En este orden de ideas, será también importante señalar que este tipo de sufijos, es decir, los Sufijos de significado casi siempre se distinguen por contar con un origen etimológico, que permite rastrearlos hasta vocablos pertenecientes a lenguas clásicas, como el latín o el griego, con los cuales casi siempre comparten significado.

Sufijo –edo / -eda

Teniendo presente estas definiciones, quizás sea mucho más sencillo entender la naturaleza y definición del sufijo –edo / -eda, partícula que es explicada de forma general por las distintas fuentes como un morfema, de tipo tónico, el cual además de unirse de forma posterior a los lexemas, cuenta con su propio significado, el cual se encuentra relacionado siempre con la idea de “conjunto o grupo”. No obstante, en este sufijo también puede encontrarse la idea de “lugar en donde existe gran variedad de un elemento en particular.

Así mismo, los expertos en Morfología del Español han señalado que el sufijo –edo / -eda se considera también como un sufijo nominalizante, pues genera por derivación palabras que pueden ser clasificadas a su vez como sustantivos. En cuanto a su origen etimológica, la mayoría de las fuentes coinciden en señalar que el sufijo –edo / -eda proviene de la forma en latín –eta o –etum.

Ejemplos de usos del sufijo –edo / -eda en Español

Sin embargo, quizás la forma más eficiente de completar una explicación sobre el uso del sufijo –edo / -eda en el Español sea a través de la exposición de algunos ejemplos concretos, que permitan ver cómo se emplea esta partícula dentro de esta lengua, para la conformación de sustantivos, que sugieren la idea de abundancia o grupo, tal como se puede ver a continuación:

Árbol (sustantivo) → Arboleda (sustantivo)
Viña (sustantivo) → Viñeda (sustantivo)
Rosal (sustantivo) → Rosaleda (sustantivo)
Humo (sustantivo) → Humareda (sustantivo)

Imagen: pixabay.com

Sufijo -edo / -eda
enero 15, 2018
Se habla de:                                     

Ver más Artículo al azar