Sufijo -fago / -fagia

Ampliar este tema:
  • Quizás lo mejor, previo a abordar una explicación sobre el sufijo –logía, sea revisar de forma breve ...
  • Antes de abordar una explicación sobre el sufijo –mestre, quizás sea necesario emprender una revisión...

Tal vez lo mejor, antes de avanzar en una definición del sufijo –fagia, sea revisar de forma breve algunos conceptos, que serán indispensables para la comprensión de esta partícula morfológica propia del Español.

Definiciones fundamentales

Al respecto, puede que también sea necesario delimitar esta revisión teórica en dos nociones específicas: la primera de ellas, la propia definición de sufijos, ya que esto permitirá entender la naturaleza del morfema –fagia. Así mismo, se deberá lanzar luces sobre el concepto de Sufijos según su procedencia, por ser esta la categoría en la que la Morfología del Español suele ubicar esta partícula. A continuación, cada uno de estos conceptos:

Sufijos

De esta manera, se comenzará por decir que la Lingüística ha explicado a grandes rasgos los sufijos como aquellos morfemas de tipo tónico, los cuales se unen siempre de forma posterior a determinados lexemas, dando origen a nuevas palabras. Sin embargo, esta disciplina lingüística también señala que las razones por las que los sufijos optan por unirse a un lexema pueden venir impulsadas morfológicamente hablando por dos distintos motivos, explicados a su vez de la siguiente manera:

  • Flexión: en primer lugar, los sufijos podrán ejercer como partículas flexivas, uniéndose entonces a algunos lexemas específicos, con el fin de originar algunas de las diferentes formas que estos pueden adquirir en tanto den respuesta a los distintos accidentes gramaticales que sufren en su contexto lingüístico.
  • Derivación: por otro lado, este tipo de partículas morfológicas también podrán desarrollar tareas derivativas, anexándose entonces a diferentes lexemas, con el fin de originar nuevas palabras que se caracterizan específicamente por contar con plena independencia gramatical y semántica.

En otro orden de ideas, los Sufijos también han sido señalados por la Lingüística como uno de los cinco distintos tipos de afijos, que pueden encontrarse en las Lenguas naturales. En consecuencia, esta clase de morfemas tónicos harán grupo con los prefijos, los infijos, interfijos y circunfijos, de los cuales se diferenciarán, más allá del lugar específico en el que se une a la palabra, por ser los sufijos el único tipo de afijo que cuenta con la posibilidad de cambiar la categoría gramatical de la palabra a la cual se une.

Sufijos según su procedencia

Así mismo, surgirá como necesario tomar en cuenta la definición de los Sufijos según su procedencia, los cuales serán entendidos como un tipo de partícula morfológica tónica, que además de unirse de forma posterior a los lexemas, se caracteriza por proceder directamente de algunas de las lenguas clásicas, como por ejemplo el latín o el griego. De igual forma, los Sufijos según su procedencia contarán también con su propia carga semántica, la cual se unirá a la palabra que se genera, orientando su sentido.

Sufijo –fagia

Habiendo revisado cada una de estas definiciones, tal vez sea mucho más simple aproximarse al concepto del sufijo –fagia, el cual ha sido explicado por la Morfología del Español como un tipo de morfema tónico, que además de unirse de forma posterior a determinados lexemas, se distinguirán también por ser un Sufijo de procedencia, el cual tendrá su origen en la voz griega phágomai, la cual se traducirá directamente como “comer”.

En consecuencia, toda vez que en el Español se use esta partícula para crear una nueva palabra, esta cobrará un sentido referente o relativo al acto de comer, o incluso a la propia comida. A continuación, algunos usos en el Español: Aerofagia, Antropofagia, Coprofagia, Disfagia.

Imagen: pixabay.com 

Sufijo -fago / -fagia

Bibliografía ►

Se habla de:                                         


Ver más Artículo al azar