Sufijo -geo

Quizás lo mejor, previo a aproximarse a una explicación sobre el sufijo –geo, sea revisar de forma breve, algunas definiciones, que permitirán entender esta partícula morfológica, propia del Español, en su contexto lingüístico preciso.

Definiciones fundamentales

De esta forma, puede que también surja como necesario el delimitar esta revisión a dos nociones específicas: en primer lugar, será importante tener en cuenta el concepto de Sufijos, pues esto permitirá tener conciencia sobre la naturaleza del sufijo –geo. Así también, será menester detenerse un momento en las definiciones de Sufijos de origen y Sufijos nominalizantes, por ser estas las categorías en donde podrán considerarse clasificado esta partícula. A continuación, cada uno de estos conceptos:

Sufijos

De esta manera, se comenzará a decir que la Lingüística ha optado por explicar los sufijos como una clase de morfema tónico, el cual tiene como misión anexarse siempre de forma posterior a ciertos lexemas, con el propósito de crear nuevas palabras, las cuales sin embargo –pese a crearse a través de la unión de raíces y sufijos- pueden contar con procesos de creación morfológica que respondan a dos diferentes procesos, que han sido explicados a su vez de la siguiente manera:

  • Flexión: por un lado, según explica la Morfología, algunos sufijos desempeñarán tareas flexivas, uniéndose a determinados lexemas, con el fin de crear algunas de las tantas formas que estas raíces deben asumir, en la medida en que van sufriendo accidentes gramaticales, originados por su contexto.
  • Derivación: así también, la disciplina morfológica señala que algunos sufijos contarán con capacidad derivativa, uniéndose entonces a ciertos lexemas, para generar nuevas palabras, que se caracterizan principalmente por tener plena independencia gramatical y semántica, en referencia a la palabra de la cual se han originado.

Sufijos según su origen

En otro orden de ideas, será necesario igualmente reparar en la definición de los Sufijos según su origen –conocidos también como Sufijos de procedencia- los cuales son entendidos como aquellos morfemas tónicos, que además de unirse de forma posterior a los lexemas, como todo sufijo al fin, cuenta también con la característica de tener orígenes etimológicos, que pueden relacionarse directamente a voces provenientes de lenguas clásicas, como por ejemplo el Latín o el Griego. Así mismo, este tipo de sufijos se caracterizarán por tener su propia carga semántica, la cual se une también al lexema, orientando semánticamente el sentido de la nueva palabra.

Sufijos nominalizantes

Finalmente, se tomará un momento para lanzar luces sobre la definición de los sufijos nominalizantes, los cuales serán explicados como aquellos morfemas tónicos, de tipo derivativo, que se unen a ciertos lexemas, con el fin de generar nuevas palabras, que además de ser independientes gramatical y semánticamente hablando, pueden ser clasificadas a su vez como Sustantivos. No obstantes, los sufijos nominalizantes no crearán un solo tipo de sustantivos, sino que las partículas generadas podrán clasificarse según la categoría gramatical de la palabra que les ha dado origen, encontrándose entonces Sustantivos denominales, deadjetivales y deverbales.

Sufijo –geo

Una vez se han revisado cada una de estas definiciones, se podrá tener en cuenta la definición del sufijo –geo, el cual ha sido explicado por las diferentes fuentes como un morfema tónico, propio del Español, que además de unirse de forma posterior a ciertos lexemas, característica que lo hace ser clasificado como un sufijo, puede ser también identificado, dentro de esta categoría morfológica, como un Sufijo de procedencia, por contar con un origen etimológico, que lo relaciona directamente con la voz griega Gea, descrita como el nombre que en esta cultura se le daba a la diosa de la Tierra. Así mismo, el sufijo –geo será visto como un sufijo nominalizante, por unirse a los lexemas, creando nuevas palabras, cuya categoría gramatical es la de sustantivos.

No obstante, la Morfología del Español también refiere que las palabras creadas por el sufijo –geo podrán ser clasificadas en dos grandes grupos, situación que sucede por tener estos conjuntos diferentes cargas semánticas. A continuación, cada uno de ellos:

Cuando –geo refiere a una parte de la Tierra

Por un lado, la Morfología del Español señala que en ocasiones el sufijo –geo cuenta con una carga semántica que puede interpretarse como “ralativo a la tierra”. En este sentido, en esta lengua, en algunas ocasiones este sufijo se unirá a ciertos lexemas, para generar sustantivos que hagan referencia a lugares específicos del planeta Tierra. Por ejemplo: Apogeo, Perigeo.

Cuando –geo refiere a partes del cuerpo

Así mismo, este sufijo del Español podrá unirse a determinados lexemas, con el propósito de crear nuevas palabras, que además de ser clasificadas como sustantivos, cuenten con una carga semántica, que refiera directamente al nombre de una parte específica del cuerpo humano. En consecuencia, por lo general se asume el sufijo –geo (con esta carga semántica) como un sufijo propio del ámbito médico. Algunas palabras creadas en base a esta partícula serán las siguientes: Faríngeo, Meníngeo, Laríngeo.

Imagen: pixabay.com

Sufijo -geo
febrero 7, 2018
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar