Sufijo -ito / -ita

Quizás lo más recomendable, antes de profundizar en una explicación sobre el sufijo –ito / -ita, sea revisar de forma breve algunas definiciones, necesarias para comprender esta partícula morfológica en su contexto lingüístico preciso.

También te puede interesar:

Definiciones fundamentales

En este orden de ideas, puede que sea también prudente enfocar esta revisión conceptual en dos nociones específicas: la primera de ellas, el concepto propio de sufijos, el cual  ayudará a crear conciencia sobre la naturaleza morfológica del sufijo –ito / -ita. Así también será necesario pasar revista sobre la definición de sufijos diminutivos, por ser esta la categoría en la que este morfema propio del Español ha sido clasificado por la Morfología. A continuación, cada uno de estos conceptos:

Sufijos

De esta manera, se comenzará por decir que los Sufijos han sido explicados de forma general por las distintas fuentes lingüísticas como una clase de morfema tónico, cuya principal función morfológica es la de unirse de forma posterior a determinados lexemas, con el fin de crear nuevas palabras. No obstante, la disciplina lingüística también advierte que la razón por la que un sufijo actúa de esta manera puede residir en dos diferentes procesos morfológicos, los cuales han sido explicados de la siguiente manera:

  • Flexión: por un lado, la Lingüística afirma que existirá un grupo de sufijos que cumplirán un rol flexivo, uniéndose entonces a determinados lexemas, con el fin de constituir con ellos algunas de las muchas formas que estas raíces deben asumir, en la medida en que van sufriendo accidentes gramaticales, inherentes a su contexto.
  • Derivación: en segunda instancia, esta disciplina indica que existirán también otro conjunto de sufijos, los cuales se unirán siempre de forma posterior a ciertos lexemas para generar por derivación nuevas palabras, las cuales se caracterizan por ser totalmente independiente, en términos gramaticales y semánticos.

Así mismo, la Morfología ha indicado que los sufijos podrán ser considerados como uno de los cinco diferentes tipos de afijos que pueden encontrarse en las Lenguas naturales. En consecuencia, los sufijos formarán parte del mismo grupo en donde se encuentran los prefijos, infijos, interfijos y circunfijos, de los cuales sin embargo se diferencian –más allá del punto exacto en el cual se anexa o inserta en el lexema cada uno de estos morfemas- por ser los sufijos los únicos afijos con la posibilidad de cambiar la categoría gramatical de la palabra a la cual se une.

Sufijos diminutivos

En cuanto al concepto de Sufijos diminutivos, se podría decir que la Lingüística los concibe como un tipo de sufijo, que además de anexarse de forma posterior a los lexemas, se caracteriza por crear con ellos nuevas palabras, en donde el hablante no solo expresa su opinión subjetivo sobre el pequeño tamaño que él percibe en la entidad a la cual hace referencia.

Sin embargo, la Lingüística también señala que en el Español los sufijos diminutivos no solo son usados por los hablantes para referir el pequeño tamaño de la entidad de la que hablan, sino que estas partículas morfológicas pueden ser usadas igualmente para plasmar los sentimientos del hablante sobre este ente, bien si estos son apreciativos afectivos, o por el contrario peyorativos.

Así también esta disciplina indica que la razón por la que un sufijo diminutivo expresa afecto o desprecio reside principalmente en la convención social a la que ha llegado la comunidad lingüística en la que se usen con determinada acepción. Por ende, a la hora de interpretar una palabra conformada por un sufijo de tipo diminutivo, deberá tomarse en cuenta tanto el contexto como las intenciones del hablante.

Sufijo –ito / -ita

Una vez se han revisado cada una de estas definiciones, quizás ciertamente resulte más sencillo aproximarse a una definición del sufijo –ito / -ita, el cual ha sido explicado de forma general por las distintas fuentes como un tipo de morfema tónico, propio del Español, lengua ésta en donde es usado para anexarse de forma posterior a ciertos lexemas, casi siempre sustantivos, con el fin de constituir su forma en diminutivo, de ahí entonces que se pueda decir que la partícula –ito / -ita es un sufijo diminutivo del Español, reconocido incluso por ser el más usado de su clase en esta lengua.

No obstante, como suele suceder con los sufijos diminutivos, el morfema –ito / -ita no será usado solo para señalar el pequeño tamaño que puede tener la entidad a la cual hace referencia, sino que esta partícula será empleada también dentro del Español para expresar las emociones o intensiones que se muestran a continuación:

  • Afecto o cariño: en algunas ocasiones, el uso de este sufijo diminutivo puede constituir palabras por medio de las cuales el hablante señala su ternura o sentimiento de cariño hacia la entidad a la cual hace referencia. Por ejemplo: Perrito, Amiguito, Casita.
  • Intensificación: en otros momento, el sufijo –ito / -ita será usado dentro del Español también para colocar el énfasis en una palabra o intensificar alguna intención, quizás el ejemplo más común de este uso sea el adverbio “ahorita”. Por ejemplo: Ahorita voy a hacer la tarea.
  • Desprecio: finalmente, en el Español, el sufijo –ito / -ita también podrá ser empleado a la hora de construir palabras en donde el hablante lo usa para expresar su desprecio, haciendo referencia al pequeño tamaño o insignificancia que tiene la entidad de la que habla. Así mismo, este sufijo podrá ser usado en forma irónica. Por ejemplo: Abogadito, Carguito.

Imagen: pixabay.com

Sufijo -ito / -ita
febrero 21, 2018
Se habla de:                                     


Ver más Artículo al azar