Sufijo -mestral

Ampliar este tema:
  • Antes de abordar una explicación sobre el sufijo –mestre, quizás sea necesario emprender una revisión...
  • Antes de avanzar en una explicación sobre el sufijo –pirético, quizás lo mejor sea revisar de forma b...

Tal vez lo mejor, antes de avanzar en una explicación sobre el sufijo –mestral, sea revisar algunas definiciones, que permitirán entender este morfema propio del Español dentro de su contexto lingüístico preciso.

Definiciones fundamentales

No obstante, puede que también sea necesario delimitar esta revisión teórica a tres nociones específicas: en primer lugar, resultará pertinente lanzar luces sobre el concepto de Sufijos, pues esto ayudará a cobrar conciencia sobre la naturaleza morfológica del sufijo –mestre. Así también será necesario tener en cuenta los conceptos de Sufijos según su procedencia y Sufijos adjetivizantes, por ser estas las categorías gramaticales en donde puede considerarse clasificado esta partícula morfológica. A continuación, cada uno de estas definiciones:

Los sufijos

De esta manera, se comenzará por decir que la Lingüística ha definido de forma general los sufijos como un tipo de morfema tónico, que se desempeña uniéndose siempre de manera posterior a ciertos lexemas, con el fin de originar nuevas palabras. No obstante, esta disciplina también ha advertido la necesidad de considerar que detrás del comportamiento de este tipo de partículas pueden existir dos diferentes procesos morfológicos, los cuales han sido explicados a su vez de la siguiente manera:

  • Flexión: por un lado, la Lingüística indica que pueden encontrarse un grupo de sufijos, que cumplirán con la tarea de anexarse posteriormente a determinados lexemas, a fin de que estas últimas partículas adopten una de las tantas formas que deben asumir, en la medida en que van sufriendo accidentes gramaticales, originados por su contexto.
  • Derivación: en segunda instancia, se podrán encontrar también otro grupo de sufijos, que se darán a la tarea de unirse de forma posterior a ciertos lexemas, para así generar nuevas palabras, las cuales se caracterizarán principalmente por contar con plena independencia gramatical y semántica, respecto a la palabra que les ha dado origen.

Por otro lado, la Morfología resalta la importancia de comprender los Sufijos también como uno de los cinco distintos tipos de afijos, que pueden encontrarse dentro de las Lenguas naturales, lo cual los llevará entonces a pertenecer a la misma categoría de los prefijos, infijos, interfijos y circunfijos, morfemas de los cuales sin embargo se diferencian por ser los sufijos los únicos afijos con la capacidad de cambiar la categoría gramatical de la palabra a la cual se han unido.

Sufijos según su procedencia

En segundo lugar, será menester lanzar luces sobre el significado de Sufijos de procedencia, los cuales serán entendidos entonces como un tipo de morfema tónico, el cual además de unirse –como todos los sufijos- de forma posterior a determinados lexemas, se caracteriza por encontrarse directamente relacionado con una voz, perteneciente a algunas de las Lengua clásicas, como el Latín o el Griego.

Igualmente, este tipo de sufijos se caracterizarán también por contar con su propia carga semántica, la cual por lo general coincide plenamente con el sentido que tiene el vocablo de la lengua clásica de la que proviene este sufijo, y que al conformar una nueva palabra pasa a ser parte de ella, orientando así  también la semántica de la nueva partícula lingüística.

Sufijos adjetivizantes

Por último, se considerarán los Sufijos adjetivizantes, en consonancia con la definición que da de estos la Lingüística, como un tipo de morfema tónico y derivativo, el cual se une de forma posterior a ciertos lexemas, con el fin de generar nuevas e independientes palabras, que pueden ser clasificadas como adjetivos. En consecuencia, este tipo de sufijos básicamente serán usados para crear adjetivos, a través del proceso morfológico de la Derivación.

Así mismo, la Morfología señala que los adjetivos creados por este tipo de morfemas no podrán ser entendidos como un solo tipo, sino que ellos se clasificarán según las categoría gramaticales de las palabras a las cuales se han unido, teniendo entonces Adjetivos denominales, Adjetivos deadjetivales y Adjetivos deverbales.

Sufijo –mestral

Habiendo revisado cada uno de estas definiciones, quizás entonces sea mucho más sencillo aproximarse a una definición del Sufijo –mestral, el cual ha sido explicado de forma general por la Morfología del Español como un morfema tónico y derivativo, propio de esta lengua. Empero, puede que también sea pertinente entender este sufijo tanto desde su categoría como de su función morfológica:

  • Categoría: en primera instancia, se puede decir entonces que la Morfología ha clasificado el sufijo –mestral como un Sufijo según su procedencia, esto debido a que este morfema proviene o se encuentra etimológicamente relacionado de forma directa con la voz latina “mensis”, la cual puede traducirse directamente como “mes”. En consecuencia, toda palabra creada en el Español  por medio del sufijo –mestral tendrá relación con aquello que ocurre en la duración de un mes, o sus respectivos múltiples.
  • Función: con respecto a su función morfológica, la mayoría de las fuentes coinciden en señalar al sufijo –mestral como un morfema derivativo, creador de adjetivos, es decir, un sufijo adjetivizante. De esta manera, esta partícula se unirá a ciertos lexemas, para generar adjetivos relacionados con períodos de tiempo o duración.

Ejemplos del uso del sufijo –mestral

De esta manera, será también pertinente revisar de forma breve algunos de los principales ejemplos que pueden encontrarse en relación al uso de este sufijo dentro del Español, a fin de poder ver en la práctica cómo se emplea y comporta en esta lengua. A continuación, algunos de ellos:

Bimestral: ciclo que dura dos meses.
Semestral: período que se extiende por seis semestres.
Trimestral: tiempo construido por tres meses.

Este sufijo se encuentra estrechamente relacionado con otro morfema del Español, constituido por la forma –mestre, por provenir de la misma voz latina, así como apuntar hacia la misma carga semántica.

Imagen: pixabay.com

Sufijo -mestral

Bibliografía ►

Se habla de:                             


Ver más Artículo al azar



x