Sufijo -mestre

Antes de abordar una explicación sobre el sufijo –mestre, quizás sea necesario emprender una revisión teórica, que permita tener en cuenta algunos conceptos, indispensables para entender esta partícula morfológica del Español, dentro de su contexto preciso.


Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

En este sentido, es probable que también resulte pertinente enfocar esta revisión teórica a tres nociones específicas: la primera de ellas, la propia definición de sufijo, pues esto permitirá cobrar conciencia sobre la naturaleza morfológica del sufijo –mestre. Por igual, también se deberá lanzar luces sobre los conceptos de Sufijos según su procedencia y Sufijos nominalizantes, por ser estas las categorías en las que estas partículas se consideran inscritas. A continuación, cada uno de estas definiciones:

Los sufijos

De esta manera, se comenzará por decir que la Lingüística ha definido los sufijos como un tipo de morfema tónico, el cual se desempeña uniéndose de forma posterior a ciertos lexemas, con el fin de crear nuevas palabras. Sin embargo, la disciplina lingüística también señala que detrás de esta tarea ejercida por los sufijos pueden estar en realidad dos diferentes procesos morfológicos, cada uno de los cuales han sido explicados de la siguiente manera:

  • Flexión: por un lado, existirán un grupo de sufijos que se unirán de manera posterior a ciertos lexemas, con el fin de generar algunas de las tantas formas que estas últimas partículas deben asumir, para dar respuesta a los múltiples accidentes gramaticales, impuestos por su contexto gramatical.
  • Derivación: así también, la Lingüística indica que existirá otro grupo de sufijos, que se unirán a ciertos lexemas, con el fin de generar nuevas palabras, las cuales se distinguen sobre todo por ser plenamente independientes, tanto en su semántica como en su gramática, respecto a la palabra que les ha dado origen.

En otro orden de ideas, la Morfología subraya igualmente la necesidad de comprender los sufijos como uno de los cinco distintos tipos de afijos, que existen dentro de las lenguas naturales, lo cual lleva a considerarlos entonces dentro del mismo grupo conformado por los prefijos, infijos, interfijos y circunfijos, morfemas estos de los cuales sin embargo se diferencian, por ser los sufijos el único afijo con la posibilidad –cuando esta partícula crea una nueva palabra por Derivación- de cambiar la categoría gramatical de la palabra a la cual se ha unido.

Sufijos según su procedencia

Así también, resultará pertinente abordar una explicación sobre los Sufijos según su procedencia, los cuales han sido señalados como aquellos morfemas tónicos, que además de unirse -como todos los sufijos- de forma posterior a ciertos lexemas, para crear nuevas palabras, se caracterizan por estar estrechamente relacionados, a nivel etimológico con una palabra proveniente de una lengua clásica, como por ejemplo el Latín o el Griego.

De la misma manera, este tipo de sufijos se distinguen también por contar con su propia carga semántica, la cual por lo general coincide totalmente con la voz clásica de la que proviene, y que además pasa a formar parte también de la nueva palabra creada, la cual entonces ve orientada su semántica según el concepto de este sufijo, y del vocablo del cual se genera.

Sufijos nominalizantes

Finalmente, se deberá también traer a capítulo la definición de sufijos nominalizantes, los cuales serán descritos por las diferentes fuentes morfológicas como un morfema tónico y derivativo, que se une de forma posterior al lexema, con el fin de generar nuevas palabras, las cuales podrán ser clasificadas como sustantivos. En consecuencia, los sufijos nominalizantes serán partículas morfológicas con las cuales se construirán sustantivos.

Sin embargo, esta disciplina también advertirá que los sufijos nominalizantes no crearán un solo tipo de sustantivos, sino que estos podrán ser clasificados según la categoría gramatical de la palabra que les ha dado origen, distinguiéndose entonces entre Sustantivos denominales, Sustantivos deverbales y Sustantivos deadjetivales.

Sufijo –mestre

Una vez se han revisado cada uno de estos conceptos, se podrá dar inicio entonces a una explicación sobre el sufijo –mestre, el cual ha sido descrito por la mayoría de los autores como un morfema tónico y derivativo, propio del Español. No obstante, tal vez sea pertinente revisar esta partícula morfológica tanto desde su categoría como desde su función, tal como puede verse a continuación:

  • Categoría: en primera instancia, el Sufijo –mestre ha sido catalogado por la Morfología del Español como un Sufijo según su procedencia, cuyo origen etimológico se puede rastrear hasta la voz latina mensis, la cual se traduce literalmente como “mes”. Por consiguiente, toda vez que en el Español se cree una nueva palabra, a través del uso de esta partícula, la palabra generada estará relacionada con el concepto de “período transcurrido durante un mes o algún múltiplo de esta cantidad de tiempo”.
  • Función: respecto a su función morfológica, la Lingüística ha considerado al Sufijo –mestre como un sufijo nominalizante, el cual entonces –además de ser un morfema tónico- se une de forma posterior a ciertos lexemas para generar sustantivos, con los cuales se denominarán períodos de tiempo.

Ejemplos del uso del sufijo –mestre

Empero, quizás también la forma más eficiente de completar una explicación sobre este tipo de sufijo, propio del Español, sea exponiendo algunos ejemplos de cómo en empleado esta partícula morfológica dentro de esta lengua. A continuación, algunos de ellos:

Bimestre: período comprendido por dos meses.
Trimestre: tiempo constituido por tres meses.
Semestre: período cuya extensión alcanza los seis meses.

Imagen: pixabay.com

Sufijo -mestre
febrero 27, 2018
Se habla de:                                 

Ver más Artículo al azar