Sufijo -miento

Tal vez lo más recomendable, previo a abordar una explicación sobre el sufijo –miento, sea revisar de forma breve algunas definiciones, que permitirán entender esta partícula morfológica, propia del Español en su justo contexto lingüístico.

Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también sea necesario delimitar esta revisión a algunos conceptos precisos: el primero de ellos, la definición misma de Sufijos, pues esto permitirá entender la naturaleza morfológica del sufijo –miento. Por igual, será pertinente también revisar las nociones de Sufijos según su significado y Sufijos nominalizantes, por ser estas las categorías en donde ha sido clasificado por la Lingüística este morfema. A continuación, cada uno de estos conceptos:

Los sufijos

De esta manera, se comenzará por decir que la Morfología ha descrito los sufijos como un tipo de morfema tónico, que cumple con la tarea de unirse de manera posterior a ciertos lexemas, con el propósito de crear nuevas palabras. No obstante, esta disciplina también considera relevante aclarar que esta función del sufijo puede responder en realidad a dos diferentes procesos morfológicos, los cuales serán explicados a su vez de la siguiente manera:

  • Flexión: por una parte, la Morfología concebirá un grupo de sufijos, con cualidades derivativas, los cuales se unirán de forma posterior a los ciertos lexemas, a fin de que estos puedan constituir algunas de las tantas formas que deben asumir, en la medida en que estas partículas sufren accidentes gramaticales, impuestos por su contexto.
  • Derivación: así también, esta disciplina señalará cómo algunos otros sufijos ejercerán tareas derivativas, uniéndose a otros lexemas, para junto a ellos dar origen a nuevas palabras, las cuales contarán con la cualidad de ser totalmente independientes, tanto desde el punto de vista gramatical como semántico, en referencia a la palabra o lexema que le ha dado vida.

En otro orden de ideas, la Morfología también ha subrayado la importancia de considerar los sufijos como uno de los diferentes afijos que existen dentro de las Lenguas naturales, por lo que entonces serán también comprendidos dentro del grupo de los prefijos, infijos, interfijos y circunfijos, morfemas estos de los cuales sin embargo se diferencian –más allá del hecho de que cada uno de ellos cuenta con su propio punto de inserción o anexión al lexema- por ser los sufijos los únicos afijos con la capacidad de cambiar la categoría gramatical de la palabra a la cual se unen.

Sufijos según su significado

En cuanto al concepto de Sufijos según su significado, la disciplina lingüística ha referido que estos pueden ser descritos como un tipo de morfema tónico, el cual además de anexarse siempre –y sin excepción- de forma posterior al lexema, se caracteriza también por contar con su propia carga semántica, la cual pasa a constituir también a la nueva palabra, orientando entonces su significado.

Por igual, la Lingüística apunta a que en estos sufijos no podrá hablarse de una sola carga semántica, sino que en ellos se pueden encontrar al menos ocho distintos conceptos, los cuales referirán respectivamente a acciones, actividades, profesiones, cualidades, gentilicios, colectivos e incluso superlativos, entre otros.

Sufijos nominalizantes

Finalmente, será también menester lanzar luces sobre el concepto de Sufijos nominalizantes, los cuales han de ser entendidos –a la luz de los que señala la Morfología- como aquellos morfemas tónicos y derivativos de una lengua natural, los cuales cumplirán la función de unirse de forma posterior a ciertos lexemas, para crear por Derivación nuevas palabras, las cuales podrán ser clasificadas a su vez como sustantivos.

Igualmente, este tipo de sufijos no crearán un solo tipo de sustantivos, sino que las palabras derivadas por la acción de este tipo de sufijos podrán clasificarse de acuerdo a la categoría gramatical del lexema al cual se ha unido el sufijo, distinguiéndose entonces entre Sustantivos deadjetivales, Sustantivos deverbales y Sustantivos denominales.

Sufijo –miento

Una vez se han revisado cada uno de estos conceptos, se podrá comenzar a profundizar entonces en la definición del sufijo –miento, el cual será entendido como un morfema tónico, derivativo y propio del Español. Así mismo, esta partícula morfológica podrá ser vista tanto desde su categoría como desde su función, de las cuales se puede decir lo siguiente:

  • Categoría: en primera instancia, la Morfología del Español considerará al sufijo –miento inscrito en la categoría Sufijo según su significado, el cual es relacionado entonces con la carga semántica referente al concepto de “acción” o incluso la idea de “consecuencia”, “efecto” o “resultado”. De esta manera, toda vez que en el Español se use este sufijo para conformar una palabra, se entenderá que este se encuentra relacionado con esta carga semántica, es decir, que las palabras creadas servirán para indicar acciones o consecuencias.
  • Función: así también, la Morfología señalará que el sufijo –miento puede ser considerado como un sufijo nominalizante, el cual cumplirá la función de unirse a lexemas, clasificados como verbos, para así generar palabras, entendidas como sustantivos deverbales, y que servirán para nombras distintas “acciones o efectos”. Algunos ejemplos del uso de este tipo de sufijos serán entonces los siguientes: Acoplamiento, Alzamiento, Atrevimiento, Entendimiento, Enamoramiento, Movimiento, Razonamiento, etc.

Imagen: pixabay.com

Sufijo -miento
febrero 27, 2018
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar