Sufijo -nte

Tal vez lo más recomendable, previo a abordar una explicación sobre el sufijo –nte, sea revisar de forma previa algunas definiciones, que harán posible entender esta partícula lingüística dentro de su propio contexto.

Definiciones fundamentales

De esta forma, puede que también sea necesario delimitar esta revisión a tres nociones específicas: en primer lugar, se llamará la atención sobre la definición misma de Sufijos, pues esto ayudará a tener noción de la naturaleza morfológica de la partícula –nte. Por igual, será necesario pasar revista sobre los conceptos de Sufijos nominalizantes y Sufijos adjetivizantes, por ser las categorías en donde la Lingüística ha clasificada este morfema propio del Español. A continuación, cada uno de estos conceptos:

Los sufijos

En este sentido, se puede comenzar por decir que la Lingüística ha definido los sufijos como una clase de morfemas tónicos, que se desempeñan en la formación de nuevas palabras, uniéndose siempre de forma posterior al lexema. No obstante, esta disciplina también señala que detrás de la función del sufijo pueden existir dos procesos morfológicos diferentes, cada uno de los cuales ha sido explicado de la siguiente manera:

  • Flexión: en primer lugar, la Lingüística afirma que existirá un grupo de sufijos que responden a tareas flexivas, uniéndose de forma posterior a ciertos lexemas, con el fin de generar alguna de las muchas formas que estos pueden asumir, en la medida en que dan respuesta a los múltiples accidentes gramaticales, que les ofrece su contexto.
  • Derivación: por otro lado, existirá otro grupo de sufijos, que podrán fungir como partículas derivativas, las cuales se unirán de forma posterior a determinados lexemas, con el propósito de generar nuevas palabras, las cuales se caracterizarán a su vez por ser totalmente independientes, a nivel léxico y semántico, en referencia a la palabra que les ha servido de origen.

Sufijos nominalizantes

En otro orden de ideas, será también pertinente lanzar luces sobre el concepto de Sufijos nominalizantes, los cuales podrán ser comprendidas como aquellas partículas morfológicas, tónicas y derivativas, las cuales se unirán siempre de forma posterior a ciertos lexemas, con el fin de crear por Derivación nuevas e independientes palabras, las cuales pueden ser clasificadas a su vez –gramaticalmente hablando- como sustantivos.

Así mismo, la Lingüística señalará que los sustantivos creados por este tipo de Sufijos no pueden entenderse como un solo tipo, sino que ellos responderán a varias clases, según las categorías gramaticales de las palabras que les han dado origen, distinguiéndose entonces entre Sustantivos denominales, Sustantivos deadjetivales y Sustantivos deverbales.

El texto descriptivo cinematográfico En el ámbito de los recursos literarios, se puede definir la Descripción cinematográfica o texto des...
Sufijo -ía Quizás lo más conveniente, antes de avanzar en una explicación sobre el sufijo –ía, sea revisar de f...
Sufijos nominalizantes Antes de abordar la definición de Sufijos nominalizantes, quizás lo mejor sea revisar de forma breve...

Sufijos adjetivizantes

En tercer lugar, resultará también pertinente traer a capítulo la noción de Sufijos adjetivizantes, los cuales serán entendidos como aquellos morfemas tónicos, que se unen de forma posterior a ciertos lexemas, con el fin de crear por derivación, nuevas palabras, las cuales pueden ser clasificadas gramaticalmente como adjetivos.

Al igual que sucede con los sufijos nominalizantes, aquellos clasificados como adjetivizantes no serán responsables de crear un solo tipo de Adjetivos, sino que las partículas derivadas gracias a la actuación de estas partículas, se clasificarán según las distintas categorías gramaticales de las palabras de las cuales se han originado, encontrándose entonces Adjetivos nominalizantes, Adjetivos deadjetivales y Adjetivos deverbales.

 Sufijo –nte

Habiendo revisado cada una de estas definiciones, quizás entonces sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre el sufijo –nte, el cual podrá ser entendido como un morfema tónico y derivativo, propio del Español, lengua en donde funge como dos clase de sufijo, según la categoría gramatical de las palabras que se forman gracias a su actuación morfológica, y que pueden ser explicadas, tal como se muestra a continuación:

Como sufijo nominalizante

En primera instancia, el sufijo –nte puede ejercer las veces de un sufijo nominalizante, uniéndose a verbos, para crear sustantivos deverbales. Algunos ejemplos de este uso morfológico del sufijo –nte serían los siguientes:

Dibujar (verbo) + -nte (sufijo)= Dibujante (sustantivo)
Estudiar (verbo) + -nte (sufijo)= Estudiante (sustantivo)

Como sufijo adjetivizante

Por otro lado, el sufijo –nte puede cumplir con funciones igualmente derivativas, uniéndose también a verbos, pero para conformar nuevas palabras, que puedan servir como  adjetivos deverbales. Algunos ejemplos de la forma en la que es empleado este sufijo en el Español serán los siguientes:

Absorber (verbo) + -nte (sufijo)= Absorbente (adjetivo)
Disolver (verbo) + -nte (sufijo)= Disolvente (adjetivo)
Colgar (verbo) + -nte (sufijo)= Colgante (adjetivo)

Nota

El sufijo –nte es también entendido también como un sufijo de significado, el cual cuenta con cargas semánticas que pueden referirse a distintos conceptos como por ejemplo Profesiones u oficios (Dibujante); Instrumento (Secante) o Lugar (Saliente).

Variaciones del sufijo -nte

Así mismo, la Morfología del Español señala que este sufijo cuenta con una variedad, correspondiente con la partícula –iente, la cual podrá ser entendida igualmente como un sufijo nominalizante y también adjetivizante, con el cual se creen por derivación palabras que en el Español puedan ser comprendidas como Sustantivos y Adjetivos, referentes a los conceptos de Profesiones, Instrumentos y Lugares. Algunos ejemplos del uso de esta partícula serán los siguientes: pudiente, hirviente, etc.  

Imagen: pixabay.com

Sufijo -nte
marzo 12, 2018