Sufijo -oso / -osa

Tal vez lo más conveniente, antes de abordar una explicación sobre el sufijo –oso / -osa, sea revisar de forma breve algunos conceptos, que permitirán entender este morfema propio del Español, dentro de su contexto preciso.

Definiciones fundamentales

En consecuencia, puede que también sea necesario enfocar esta revisión a dos nociones específicas: la primera de ellas, la propia definición de Sufijos, pues esto permitirá cobrar conciencia sobre la naturaleza morfológica de la partícula –oso / -osa. Por igual, será pertinente traer a capítulo el concepto de Sufijos adjetivizantes, por ser esta la categoría en donde ha sido clasificado este morfema. A continuación, cada una de estas definiciones:

Los sufijos

De esta manera, se comenzará por decir que la Lingüística ha explicado los sufijos como aquellos morfemas tónicos, que se unen siempre –y sin excepción- de forma posterior a los lexemas, con el fin de crear nuevas palabras. Sin embargo, esta disciplina también ha señalado que la razón detrás de este desempeño puede estar relacionada a dos distintos procesos morfológicos, cada uno de los cuales ha sido explicado de la siguiente forma:

  • Flexión: en primer lugar, la Lingüística señala que algunos sufijos podrán servir como partículas flexivas, uniéndose entonces a ciertos lexemas con el fin de generar algunas de las tantas formas que esta partícula puede tener, en la medida en que se enfrenta a los accidentes gramaticales que le presenta su contexto.
  • Derivación: por otro parte, esta disciplina señala igualmente que existirá otro grupo de sustantivos que por su lado pueden ejercer funciones derivativas, uniéndose entonces de forma posterior a ciertos lexemas, con el propósito de generar nuevas palabras, las cuales se caracterizan por contar con total independencia gramatical y semántica, en referencia a los lexemas de los cuales se ha originado. Por lo general, señala la Lingüística, la Derivación por sufijación es el procedimiento morfológico responsable de la mayor productividad lingüística dentro de las Lenguas naturales.

Así también, esta disciplina considera pertinente entender los sufijos como uno de los cinco distintos tipos de afijos, existentes en las Lenguas naturales. Por lo tanto, este tipo de partículas podrán considerarse como parte del mismo grupo donde se cuentan los prefijos, infijos, interfijos y circunfijos, de los cuales sin embargo se diferencian por ser los sufijos los únicos afijos con la capacidad de modificar la categoría gramatical del lexema al cual se ha unido, lo cual a su vez sucede siempre que el sufijo sea derivativo.

Conectores de certeza Definición de Conectores de Certeza En el ámbito de la Lingüística, se conoce como Conectores de Cer...
Tipos de Gramáticas Antes de abordar la definición de cada uno de los Tipos de gramáticas, concebidos por la Lingüística...
Antónimos graduales Quizás lo más conveniente, antes de hacer una explicación sobre los Antónimos graduales, sea hacer u...

Sufijos adjetivizantes

De igual forma, será necesario lanzar luces sobre la definición de Sufijos adjetivizantes, los cuales han sido explicados por parte de la Morfología como una partícula morfológica tónica y derivativa, la cual se anexa de forma posterior a ciertos lexemas, con el fin de conformar nuevas palabras, que pueden ser identificadas gramaticalmente como un Adjetivo. Por ende, los sufijos adjetivizantes son partículas morfológicas que crean Adjetivos por medio de procesos derivativos.

No obstante, este tipo de sufijos no crean solo un tipo de Adjetivos, sino que las partículas derivadas se clasificarán a su vez según la categoría gramatical del lexema que les ha dado origen, diferenciándose entonces entre los Adjetivos deverbales, Adjetivos deadjetivales y Adjetivos denominales.

El sufijo –oso / -osa

Una vez se han revisado cada uno de estos conceptos, quizás ciertamente sea mucho más sencillo aproximarse a una explicación sobre el sufijo –oso / -osa, el cual es entendido por la Morfología del Español como un morfema tónico y derivativo, propio de esta lengua, el cual se une siempre de forma posterior a ciertos lexemas, identificados gramaticalmente como sustantivos, verbos o incluso adjetivos, con el fin de crear por derivación nuevas palabras, que pueden ser entendidas gramaticalmente como adjetivos.

De esta manera, el sufijo –oso / -osa será descrito entonces como una partícula morfológica derivativa, la cual sirve para dar origen a Adjetivos deverbales, Adjetivos deadjetivales y Adjetivos denominales.

Ejemplos del uso del sufijo –oso / -osa

Sin embargo, quizás la forma más eficiente de completar una explicación sobre el sufijo –oso / -osa sea teniendo en cuenta algunos ejemplos, que permitan ver en la práctica cómo se emplea este morfema propio del Español para dar origen, por medio del proceso de derivación, a algunos adjetivos, usados para expresar el concepto de relación o semejanza, aun cuando en ocasiones estos adjetivos también refieren a la carga semántica referente a “la causa” o “la abundancia de”. A continuación, algunos de estos ejemplos:

Aceite (sustantivo) + -oso (sufijo)= Aceitoso (Adjetivo denominal)
Arena (sustantivo) + -osa (sufijo)= Arenosa (Adjetivo denominal)
Espina (sustantivo) + -oso (sufijo)= Espinoso (Adjetivo denominal)
Arcilla (sustantivo) + -osa (sufijo)= Arcilloso (Adjetivo denominal)
Fábula (sustantivo) + -oso (sufijo)= Fabuloso (Adjetivo denominal)
Cana (sustantivo) + -osa (sufijo)= Canosa (Adjetivo denominal)
Caverna (sustantivo) + -osa (sufijo)= Carvernosa (Adjetivo denominal)
Fama (sustantivo) + -osa (sufijo)= Famosa (Adjetivo denominal)
Ruido (sustantivo) + -oso (sufijo)= Ruidoso (Adjetivo denominal)
Verde (adjetivo) + -osa (sufijo)= Verdosa (Adjetivo deadjetival)
Amarillo (adjetivo) + -oso (sufijo)= Amarilloso (Adjetivo deadjetival)
Azul (adjetivo) + -oso (sufijo)= Azuloso (Adjetivo deadjetival)

Imagen: pixabay.com

Sufijo -oso / -osa
marzo 23, 2018