Sufijo -plastia

Quizás lo mejor, previo a abordar una explicación sobre el sufijo –plastia, sea realizar una breve revisión de algunas definiciones, que permitirán entender esta partícula morfológica, propia del Español, en su justo contexto etimológico.

También te puede interesar:

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también sea necesario delimitar esta revisión conceptual a tres nociones específicas: la primera de ellas, la propia definición de sufijos, pues esto permitirá entender la naturaleza del morfema –plastia. Por igual, será menester lanzar luces sobre las nociones de Sufijos nominalizantes y Sufijos según su origen, por ser estas las categorías en donde la Morfología ha clasificado a este sufijo del Español. A continuación, cada uno de estos conceptos:

Los sufijos

De esta manera, se iniciará diciendo que la Lingüística ha explicado los sufijos como aquellos morfemas, de clase tónico, que se desempeñan uniéndose de forma posterior a los distintos lexemas, con el objetivo de crear nuevas palabras. No obstante, esta disciplina también señala la necesidad de comprender que detrás de este comportamiento, por parte de los sufijos, se encuentran en realidad dos distintos procesos morfológicos, los cuales han sido explicados a su vez de la siguiente manera:

  • Flexión: en primer lugar, la Lingüística indica que existirá un grupo de sufijos, que se unirán de manera posterior a ciertos lexemas, con el fin de generar alguna de las muchas formas que estas últimas partículas tienen la necesidad de asumir, en la medida en que hacen frente a los diversos accidentes gramaticales que les ofrece su contexto lingüístico.
  • Derivación: por otro lado, la disciplina lingüística también advierte la existencia de un segundo conjunto de sufijos, los cuales en cambio contarán con capacidades derivativas, por lo que se unirán de forma posterior a ciertos lexemas, con el fin de dar vida a nuevas palabras, cuya principal característica será la de gozar de plena independencia gramatical y semántica, respecto a las palabras que le han dado origen.

Así también, la Morfología señala que los sufijos también deberán ser considerados como uno de los cinco distintos tipos de afijos que existen dentro de las diferentes Lenguas naturales, hasta ahora estudiadas en el mundo.

En consecuencia, estas partículas tendrán que contarse en el mismo grupo en donde se encuentran los prefijos, infijos, interfijos y circunfijos, morfemas estos de los cuales sin embargo los sufijos se diferencian por ser los únicos capaces de modificar la categoría gramatical de la palabra a la cual se han unido, en especial cuando se trata de sufijos de naturaleza derivativa.

Sufijos nominalizantes

En segundo lugar, resultará también prudente pasar revista sobre la definición de los Sufijos nominalizantes, los cuales han sido explicados por su parte por la Lingüística como aquella clase de morfema tónico y derivativo, que se une de forma posterior –como lo hacen todos los sufijos- a ciertos lexemas, con el fin de generar, por medio del proceso de Derivación, una nueva e independiente palabra, la cual puede ser clasificada gramaticalmente como un sustantivo. Ergo, los sufijos nominalizantes crean sustantivos a través del proceso morfológico derivativo.

No obstante, los sustantivos creados a través de la acción de los sufijos, en algunos casos podrán clasificarse en diferentes grupos, lo cual dependerá de si el lexema al cual se han unido para crear la nueva palabra cuenta a su vez con una categoría gramatical específica, en cuyo caso se hablará entonces de Sustantivos denominales, Sustantivos deadjetivales y Sustantivos deverbales.

Sufijos según su origen

Por último, vendrá bien igualmente tener en cuenta el concepto de Sufijos según su origen, categoría de sufijo que ha sido explicada por la Lingüística como aquella conformada por sufijos, que además de unirse de forma posterior a ciertos lexemas, se caracterizan por estar directamente relacionadas, a nivel etimológico, con palabras o voces, provenientes de lenguas clásicas, como por ejemplo el latín o el griego.

Así también, los sufijos según su origen cuentan con su propia carga semántica, la cual casi siempre coincide con la que posee la palabra en lengua latina o griega, de la que ha surgido. Además, esta carga semántica pasa a formar parte también de la nueva partícula, orientando el sentido o semántica de esta.

Sufijo –platia

Una vez se han revisado cada uno de estos conceptos, puede que realmente sea mucho más sencillo aproximarse a la explicación del sufijo –platia, el cual ha sido descrito por la Morfología del Español como un morfema tónico y nominalizante, que se desempeña uniéndose de forma posterior a ciertos lexemas, con el fin de generar nuevas palabras, clasificadas generalmente como sustantivos.

Por igual, la Morfología identificará al sufijo –platia como un Sufijos según su origen, puesto que esta partícula se encuentra directamente relacionada, respecto a su etimología, con el vocablo griego plastos, el cual ha sido traducido literalmente como “modelado”. Por ende, toda vez que en el Español se cree una palabra en donde intervenga el sufijo –plastia, se asumirá que la partícula está relacionada con el concepto de “modelado” o “remodelación”, procesos que sin embargo es necesario aclarar corresponderán solo al ámbito médico, en donde este sufijo es asumido también como sinónimo entonces de cirugía plástica.

Ejemplos

Empero puede que la forma más eficiente de completar una explicación sobre el sufijo –plastia, sea a través de la revisión de algunos ejemplos concretos, que permitan ver en la práctica cómo es usado este sufijo para la conformación de sustantivos médicos, con los cuales se denomina generalmente todo procedimiento de cirugía plástica. A continuación, algunos de estos casos:

 Rinoplastia: cirugía plástica aplicada en la nariz.

Abdominoplastia: cirugía estética realizada en el abdomen.

Mamoplastia: cirugía plástica practicada en las mamas.

Uvoloplastia: intervención quirúrgica realizada en la úvula.

Imagen: pixabay.com 

Sufijo -plastia
marzo 26, 2018
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar