Sufijo -terio

Quizás lo mejor, previo a abordar una explicación del sufijo –terio, sea hacer una breve revisión de algunas definiciones, que permitirán entender esta partícula lingüística dentro de su justo contexto.


Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

De esta manera, puede que lo mejor sea entonces delimitar esta revisión a dos nociones específicas: en primer lugar, se deberá traer a capítulo el concepto mismo de sufijos, pues esto permitirá hacerse una idea de la naturaleza morfológica de la partícula –terio. Así también, será de utilidad lanzar luces sobre la definición de Sufijos según su significado, por ser esta la categoría en donde la Morfología ha incluido al morfema –terio. A continuación, cada uno de ellos:

Sufijos

Por consiguiente, se comenzará diciendo que la disciplina lingüística ha definido los sufijos como un tipo de morfema tónico, que se desempeña uniéndose de forma posterior a ciertos lexemas, con el propósito de crear nuevas palabras. No obstante, la Lingüística también señala que detrás de este comportamiento, por parte de los Sufijos, pueden existir en realidad dos diferentes procesos morfológicos, los cuales han sido explicados de la siguiente manera:

  • Flexión: por un lado, existe un grupo de sufijos en los que podrán distinguirse capacidades flexivas, pues estos se unirán de forma posterior a ciertos lexemas, con el fin de generar alguna de las muchas formas que estas partículas –es decir, los lexemas- deben asumir en la medida en que responden a los diferentes accidentes gramaticales, que su entorno les ofrece.
  • Derivación: en segunda instancia, la Lingüística también habla de un segundo grupo de sufijos, los cuales en cambio contarán con propiedades derivativas, pues se unirán a ciertos lexemas, a fin de generar nuevas palabras, que se caracterizarán sobre todo por contar con plena independencia gramatical y semántica, en referencia a la palabra que le ha dado vida. Las diferentes fuentes morfológicas señalan además que, en las Lenguas naturales, la Derivación por sufijación es el proceso morfológico que más producción lingüística aporta.

Así también, la Morfología advierte la importancia de concebir al sufijo como uno de los cinco distintos tipos de afijos que existen en las Lenguas naturales. En consecuencia, los sufijos podrán ser contados dentro del mismo grupo que los prefijos, infijos, interfijos y circunfijos, morfemas de los que sin embargo se diferenciarán por ser los sufijos los únicos afijos con la capacidad de modificar la categoría gramatical de la palabra a la cual se une.

Sufijos según su significado

Por su parte, los Sufijos de significado o según su significado han sido descritos de forma general por la Lingüística como aquellos morfemas tónicos, que además de unirse siempre de forma posterior a los lexemas, tal como lo hacen todos lo sufijos, se caracteriza por contar con su propia carga semántica, la cual pasa a formar parte también de la nueva palabra creada, orientando entonces su sentido.

Empero, no se puede hablar de un solo significado dentro de lo que a este tipo de sufijos se refiere, sino que al menos se pueden encontrar ocho distintas cargas semánticas, distinguiéndose entonces entre los Sufijos de gentilicios, profesiones, lugares, acciones, cualidades, colectivos, superlativos, relaciones o pertenencia, entre otros.

Sufijo –terio

Una vez se han revisado cada uno de estas definiciones, puede entonces que sea mucho más sencillo aproximarse a una explicación sobre el sufijo –terio, el cual ha sido explicado en líneas generales, por la Lingüística, como aquel morfema de tipo tónico, propio del Español, a través del cual se forman sustantivos, con los que se denominan lugares específicos. En consecuencia, el sufijo –terio será identificado entonces como un Sufijo según su significado, perteneciente al Español.

Ejemplos del uso del sufijo –terio

Sin embargo, puede que la forma más adecuada de completar una explicación sobre el sufijo –terio, sea haciendo una exposición de algunos ejemplos que permitirán ver en la práctica cómo es usada esta partícula, propia del Español, para crear en la lengua los nombres de lugares, añadiendo a la palabra su carga semántica, como sufijo de significado que el al fin. A continuación, cada uno de ellos:

Monasterio  (hogar de los monjes)
Baptisterio (capilla en donde se encuentra la pila bautismal)
Cementerio (lugar en el que se entierran restos humanos)

Imagen:  pixabay.com

Sufijo -terio
marzo 29, 2018
Se habla de:                             

Ver más Artículo al azar