Sufijo -tesis

Quizás lo mejor, previo a abordar una explicación sobre el sufijo -tesis, sea revisar de forma breve algunas definiciones, que permitirán entender a este morfema, propio del Español, dentro de su justo contexto lingüístico.

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede entonces que también resulte conveniente delimitar esta revisión teórica a dos nociones fundamentales: en primer lugar, será conveniente pasar revista sobre la definición de Sufijos, pues esto hará posible el crear conciencia sobre la naturaleza morfológica de la partícula –tesis. Por igual, será recomendable lanzar luces sobre la definición que da la Lingüística sobre los Sufijos según su significado, por ser esta la categoría en la que la Morfología ha clasificado a este morfema. A continuación, cada una de estas definiciones:

Los sufijos

De esta manera, se comenzará por decir que los Sufijos han sido explicados por la Lingüística como aquellos morfemas, de clase tónica, que se desempeñan uniéndose de forma posterior a ciertos lexemas, con el fin de crear por medio de esta unión nuevas palabras. No obstante, la disciplina lingüística ha señalado cómo detrás de este comportamiento por parte de los sufijos pueden estar en realidad dos distintos procesos morfológicos, los cuales han sido explicados de la siguiente manera:

  • Flexión: por un lado, la Lingüística referirá que existe un grupo de sufijos, cuya misión será flexiva, puesto que se unirá de forma posterior a determinados lexemas, con el fin de crear alguna de las tantas formas que estas últimas partículas deben asumir, en la medida en que dan respuesta a los diferentes accidentes gramaticales que le presenta su contexto.
  • Derivación: en segunda instancia, la Lingüística también hablará de un segundo grupo de sufijos, en donde en cambio pueden verse cualidades derivativas, pues estos se unirán de forma posterior a los lexemas, con el fin de crear nuevas palabras, las cuales se distinguirán a su vez por contar con plena independencia gramatical y semántica, en relación a la palabra que las ha creado.

Así también, la Morfología advierte sobre la necesidad de entender los sufijos también como uno de los cinco distintos tipos de afijos, que existen en las lenguas naturales, categoría esta compartida con los prefijos, infijos, interfijos y circunfijos, morfemas estos de los cuales sin embargo los sufijos se diferencian, siendo los únicos capaces de modificar la categoría gramatical de la palabra a la cual se unen.

Cómo se escribe ¿rollo o royo? De acuerdo a los expertos en Lenguaje uno de los casos que más frecuentemente confunde al hablante a...
Sufijo -iego Es probable que lo más conveniente, antes de profundizar en una explicación sobre el sufijo –iego, s...
Pronombre indefinido Iguales Quizás lo más recomendable, previo a abordar una explicación sobre el pronombre indefinido Igual, se...

Sufijos según su origen

Conocidos igualmente como Sufijos según su procedencia, este tipo de morfemas tónicos, se caracterizarán, no solo por unirse de forma posterior a un determinado lexema, a fin de crear una nueva palabra, sino por encontrarse directamente relacionada con una palabra, proveniente de una lengua clásica, como por ejemplo el Latín o el Griego, con la cual comparte de forma plena –salvo algunas pequeñas variaciones- no solo la forma sino también la carga semántica, la cual pasa a formar parte también de la nueva partícula creada, orientando entonces su significado

Sufijo –tesis

Una vez se han revisado cada una de estas definiciones, puede que ciertamente resulte mucho más sencillo abordar una explicación sobre el Sufijo -tesis, el cual es visto a su vez como un morfema tónico, perteneciente al Español, lengua en donde suele unirse a ciertos lexemas, para crear nuevas e independientes palabras.

Por igual, la Morfología del Español señala que la partícula –tesis se encontrará relacionada de forma directa, a nivel etimológico, con la voz griega thésis, traducida literalmente como “acción de poner”. No obstante, en el Español, esta carga semántica se ha modificado un poco, señalando por el contrario el concepto de “conclusión” o “posición asumida respecto a un tema específico”. Así mismo, ha terminado por ser entonces un sufijo académico.

Ejemplos del uso del sufijo –tesis

Empero, puede que la forma más adecuada de completar una explicación sobre este sufijo propio del Español, sea a través de la exposición de algunos ejemplos, que permitirán ver en la práctica cómo se usa el sufijo –tesis, para conformar nuevas palabras, relacionadas con el concepto de conclusión o posición.  A continuación, algunos de ellos:

Hipótesis: posición específica, la cual parte de una presunción o conclusión.

Antítesis: la idea que se opone a una tesis.

Sintesís: conclusión de una tesis y una antítesis.

Imagen: pixabay.com

Sufijo -tesis
marzo 31, 2018