Sufijos adjetivizantes

Quizás lo más conveniente, antes de avanzar sobre la definición de Sufijos adjetivizantes, sea revisar de forma breve la propia definición de Sufijo, pues esto permitirá entender este tipo de morfemas, dentro de su contexto lingüístico preciso.

También te puede interesar:

Los sufijos

En este sentido, la Lingüística ha señalado que los Sufijos pueden ser entendidos como uno de los distintos tipos de afijos que esta disciplina distingue dentro de las Lenguas naturales en general. Así mismo, los Sufijos han sido explicados como un morfema tónico, que se une al lexema de forma posterior, teniendo incluso la capacidad de cambiar la categoría gramatical de la forma a al cual se ha unido.

Con respecto a las funciones morfológicas de los sufijos, la Lingüística ha destacado que estas secuencias lingüísticas  responden según su tipo a dos tareas esenciales:

  • La primera de ellas, relacionada con la Flexión, en donde los sufijos se unirán a la palabra para conforman las distintas formas que este tenga en referencia a los accidentes gramaticales propios de su contexto lingüístico. Los sufijos que desempeñan esta función son conocidos como sufijos flexivos.
  • Por otro lado, otro grupo de sufijos cumplirán también tareas asociadas a la Derivación, uniéndose entonces al lexema para crear nuevas palabras, las cuales aun cuando guardan relación con las palabras que le han dado origen, en realidad cuentan con independencia semántica, e incluso gramatical. Este tipo de sufijos son identificados como los responsables de la mayor productividad lingüística en las Lenguas naturales, en donde al menos 70 % de ellas producen nuevas palabras a través de la Derivación por sufijación. Este grupo de sufijos se conocen como sufijos derivativos

Sufijos adjetivizantes

Por su parte, los Sufijos adjetivizantes han sido explicados por las distintas fuentes lingüísticas como un tipo de sufijo derivativo, constituido por un morfema de tipo tónico, que se une de forma posterior al lexema o palabra, para producir una nueva palabra, que a nivel gramatical puede ser clasificada como un adjetivo.

Los sufijos adjetivizantes del Español serían los siguientes:

os, ble, -able; -ible, -ante, -iente, -ente,, an, ad, al, il, oide, ento, izo, udo, ado,  -ero / -era; -érrima / -érrima; -ista; -ano; -ísima / -ísimo (este último casi siempre es usado para unirse a adjetivos y formar otras palabra que también se clasificarían como adjetivos).

Ejemplos de sufijos adjetivizantes

En el Español, los sufijos adjetivizantes cuentan con la propiedad de unirse a distintas clases de palabras, para generar adjetivos, algunos ejemplos de esto serán los siguientes:

Verbos + sufijo= adjetivos

El primer caso, serían los sufijos adjetivizantes que se unen a verbos para generar adjetivos. A este tipo de procedimiento lingüístico se le conoce igualmente como Derivación adjetival, y al adjetivo formado se le nombra como un adjetivo deverbal.

Cerrar (verbo) + -ado (sufijo) = carrado (adjetivo)
Colgar (verbo) + -ante (sufijo) = colgante (adjetivo)

Sustantivos + sufijos = adjetivos

Así también los sufijos adjetivantes pueden unirse a palabras clasificadas como sustantivos, dando como resultado un adjetivo. En este caso, este tipo de derivación es conocida como Derivación adjetival, mientras que a los adjetivos que se forman se le conocen como Adjetivos denominales. Algunos ejemplos de este tipo de sufijos serían los siguientes:

Fenómeno (sustantivo) + -al (sufijo) = fenomanal
Pelo (sustantivo) + -udo (sufijo)= peludo

Imagen: pixabay.com

Sufijos adjetivizantes
noviembre 26, 2017
Se habla de:                 


Ver más Artículo al azar