Sufijos flexivos para modo-tiempo-aspecto

Quizás lo más conveniente, previo a abordar la definición de Sufijos flexivos de modo, tiempo y aspecto, sea revisar de forma breve algunos conceptos, que resultarán indispensables a la hora de entender, dentro de su contexto lingüístico, este tipo de sufijos.

También te puede interesar:

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también sea pertinente centrar dicha revisión teórica a cinco conceptos básicos: Sufijos, Sufijos flexivos,  así como las respectivas definiciones de los accidentes verbales: Modo, Tiempo y Aspecto. A continuación, cada uno de ellos:

Los sufijos

De esta forma, se comenzará por decir que la Lingüística ha definidos a los Sufijos como uno de los cinco tipos de afijos, que pueden contemplarse dentro de las Lenguas naturales. Así mismo, son entendidos como estructuras lingüísticas o morfemas tónicos, que se insertan en la palabra de forma posterior, contando con la capacidad de incidir directamente sobre la categoría gramatical de la palabra a la cual se anexan.

Por otro lado, esta disciplina también indica que los sufijos cumplirán con dos funciones básicas al unirse a la palabra: bien sea señalar los accidentes gramaticales de esta, o por el contrario generar una nueva palabra, con independencia semántica con respecto a la que le ha dado origen. En este último aspecto, la Lingüística también afirma que la sufijación es el mecanismo más usado por las lenguas derivativas, las cuales además son las más comunes.

Sufijos flexivos

Sin embargo, la sufijación no solo ocasionará la creación de una nueva palabra, sino que puede servir para constituir todas las formas que pueda tener una palabra según sus distintos accidentes gramaticales. En consecuencia, los Sufijos flexivos serán aquellos que sirvan para llevar a cabo los procesos de flexión en una palabra, construyendo entonces las distintas formas que ocasionen los accidentes que sufre, según su contexto lingüístico.

Modo, Tiempo y Aspecto del verbo

Por otro lado, también será importante prestar atención a la definición de los accidentes gramaticales conocidos como Modo, Tiempo y Aspecto, a fin de poder entender mucho más cabalmente qué es lo que conforman los sufijos flexivos que los introducen a la palabra. A continuación una breve descripción de cada uno de ellos:

  • Modo: en primer lugar, el Modo será el accidente verbal que hará que el hablante pueda interpretar cuál es la actitud de su interlocutor, respecto a la acción a la cual se refiere. De esta forma, en el Español se conciben básicamente tres modos verbales: Indicativo (cuando el hablante se refiere a un hecho de forma objetiva); Subjuntiva (si el hablante usa la acción para señalar un deseo, duda o temor) e Imperativa (cuando el hablante apela a su interlocutor para expresar un deseo, una petición o incluso una orden).
  • Tiempo: por su parte, el Tiempo es el accidente verbal que sirve para señalar en qué momento preciso tiene lugar la acción a la que hace referencia el verbo. Por lo general, en el Español, se distinguen tres tiempos básicos: Pasado, Presente y Futuro. Sin embargo, la Gramática también distingue entre tiempos simples (cuando el verbo está compuesto por una sola palabra: un verbo) o compuestos (cuando está compuesto por dos palabras: verbo auxiliar + verbo).
  • Aspecto: siendo uno de los accidentes verbales menos estudiados, el Aspecto cumple con la función de señalar si la acción a la que se refiere el verbo ya fue realizada, o por el contrario se encuentra en proceso de realizarse, quedando su culminación para un momento posterior. En tal sentido, en el Español, se distinguen dos aspectos verbales: Perfectivo (cuando la acción ya se ha dado por terminada) e Imperfectiva (cuando la acción no se ha dado por concluida).

Sufijos flexivos de modo-tiempo-aspectos

Teniendo presente estas definiciones, quizás ciertamente sea mucho más sencillo abordar el concepto de Sufijos flexivos, los cuales pueden ser entendidos entonces como aquellos morfemas, que se anexan de forma posterior a la palabra, para formar un verbo, de acuerdo al modo, tiempo y aspecto que este deba tener, según las necesidades exigidas por su contexto lingüístico.

Entre algunos de los ejemplos que pueden surgir respecto a este tipo de sufijos flexivos, se encuentran los siguientes:

Oír →  oyeron (Indicativo-Pretérito- Perfectivo)
Bailar → bailas (Indicativo-Presente-Imperfectivo)
Cantar → cantaría (Indicativo-Pasado-Imperfectivo)

Imagen: pixabay.com

Sufijos flexivos para modo-tiempo-aspecto
noviembre 21, 2017
Se habla de:                             

Ver más Artículo al azar