Sustantivos derivados

Quizás lo más conveniente, antes de abordar una explicación sobre los Sustantivos derivados, sea revisar de forma breve algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este tipo de partículas dentro de su justo contexto lingüístico.

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que sea recomendable delimitar esta revisión a tres distintas nociones: Palabra, Sustantivos y Derivación, por encontrarse directamente relacionadas al tipo de partícula lingüística que se estudiará posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

La palabra

De esta manera, se comenzará por decir que la Palabra ha sido explicada, de forma general, por los distintos autores, como un tipo de Partícula lingüística. Sin embargo, puede que el entendimiento integral del concepto Palabra requiera tener en cuenta la definición que sobre ella tiene cada una de las distintas disciplinas de la Lingüística.

Por consiguiente, se tendrá por ejemplo que la Morfología entiende la palabra como una estructura morfológica, la cual se encontrará conformada por una combinación de lexemas (unidades lingüísticas con sentido propio) y morfemas (unidades lingüísticas que se anexan a los lexemas, para agregarles información tanto desde el punto de vista léxico como gramatical).

En cuanto a la definición que da la Semántica –disciplina que se enfoca en estudiar las palabras de acuerdo a su significado- las Palabras son vistas como partículas lingüísticas con sentido propio, las cuales hacen vida entre dos silencios o pausas, que ocurren dentro de un texto. En este punto, es importante señalar que siempre que en Lingüística se hable de texto, se hará en referencia al texto oral, y nunca al escrito, puesto que para esta disciplina la Escritura es apenas un registro secundario de la realidad viva del Lenguaje.

Finalmente, desde el punto de vista de la Sintaxis –materia que prefiere concebir la palabra de acuerdo a la posición que esta ocupa dentro de la oración- las Palabras han de ser básicamente entendidas como núcleo de esta cadena superior de conocimiento, así como cada uno de los eslabones que la conforman.

Por ende, si se quisiera tener una visión que fuese desde lo micro a lo macro, se tendría que una combinación de lexemas y morfemas origina palabras, mientras que la disposición de palabras de forma coherente genera oraciones, y por último un orden cohesionado y coherente de palabras origina textos.

Los sustantivos

En segunda instancia, será igualmente necesario traer a capítulo la noción de sustantivos, los cuales han sido vistos como uno de los principales tipos de palabras, que existen dentro de las lenguas naturales. Empero, puede que el entendimiento integral de este tipo de partículas incluya también una revisión del concepto que ha promulgado sobre ellos cada una de las diferentes disciplinas lingüísticas.

De esta manera, se comenzará entonces por tener en cuenta cuál ha sido la visión de la Semántica, disciplina para la cual los Sustantivos son vistos entonces como partículas lingüísticas que cumplen con la misión de señalar o referir a distintas entidades, en tanto estas se encuentren constituidas por personas, animales, objetos, conceptos o lugares. Es decir, que los Sustantivos podrían ser concebidos como nombres, pues su función lingüística es nombrar.

Por su parte, la Morfología los concibe entonces como un tipo de palabra variable, puesto que los Sustantivos cuentan con la cualidad de cambiar su estructura morfológica, a fin de concordar en género y número con los distintos entes que requieren señalar. Para la Sintaxis, en cambio, los Sustantivos son vistos como el núcleo del sujeto, así también como de los sintagmas nominales o preposicionales.

Derivación

Finalmente, será también necesario traer a capítulo el concepto mismo de la Derivación, la cual ha sido explicada como un proceso morfológico productivo, el cual consiste en la generación de nuevas palabras, que se forman a través de la unión de un lexema específico y algunos afijos derivativos, bien si estos se encuentran constituidos por sufijos, prefijos o infijos. De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes, la Derivación es el proceso morfológico productivo de mayor vitalidad en casi todas las Lenguas naturales.

Sustantivos derivados

Una vez se han analizado cada una de estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo aproximarse al concepto de los Sustantivos derivados, los cuales han sido explicados por los diferentes autores como uno de los principales tipos de Sustantivos que existen en las lenguas naturales, así como una categoría de sustantivos concebida por la Morfología.

En este orden de ideas, si se analiza la perspectiva de la morfología en referencia a los Sustantivos derivados se tendrá que estos Sustantivos son tenidas como aquellas partículas que se han generado a través de un proceso de Derivación en donde participan un Sustantivo primitivo, es decir, aquellos que no se han generado a su vez de un proceso derivativo, y un afijo derivativo, el cual puede estar compuesto por un prefijo o un sufijo, así como también un infijo.

Desde el punto de vista semántico, los Sustantivos derivados servirán para nombrar ciertas entidades, mientras que para la Sintaxis, este tipo de partículas cumplirán también la función de ser el núcleo del sujeto, o de los sintagmas nominales y preposicionales. A continuación, algunos ejemplos sobre este tipo de sustantivos:

Panadero, Marinero, Salero, Inmortal, Imprudente.

Imagen: pixabay.com

Sustantivos derivados
octubre 30, 2018
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar