Sustantivos despectivos

Antes de abordar una explicación sobre los Sustantivos despectivos, puede que sea recomendable revisar de forma breve algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este tipo de sustantivos dentro de su contexto preciso.

Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también sea propicio delimitar esta explicación a dos nociones específicas: Palabra y Sustantivos, por encontrase directamente relacionados a los tipos de partículas, que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

La palabra

De esta manera, se comenzará por decir que la Palabra puede ser entendida entonces como un tipo de partícula lingüística. Sin embargo, tal vez el entendimiento de esta partícula conlleve la revisión de las diferentes perspectivas, que sobre ella, tienen cada una de las distintas disciplinas lingüísticas.

Por consiguiente, la Morfología, por ejemplo, describirá la Palabra como una estructura morfológica, conformada por una combinación coherente de Lexemas (unidades lingüísticas de sentido) y Morfemas (unidades lingüísticas que se unen al lexema para complementarlo, agregando información léxica o gramatical).

En cuando a la Semántica, disciplina que estudia las palabras de acuerdo a su significado, las Palabras serán entendidas entonces como aquellas partículas lingüísticas, comprendidas entre dos silencios, que suceden durante un texto. En este punto, será necesario señalar que en Lingüística, siempre que se hable de un texto, se hará para referirse al texto oral, y muy pocas veces al texto escrito, por cuanto para la Lingüística, la Escritura es apenas un sistema secundario de registro de la realidad viva del Lenguaje, el cual reside en la Lengua, y se materializa en el Habla, por acción de los hablantes.

Finalmente, será también importante revisar el concepto de Palabra que ha señalado la Sintaxis, materia para la cual la Palabra es básicamente vista como el núcleo de la oración, así como cada una de las partículas o eslabones que conforman esta estructura de sentido.

Por lo tanto, si se tuviera una visión que fuese del micro al macro, entonces se tendría que la combinación coherente de lexemas y morfemas dan como resultado palabras, mientras que la organización de palabras generará oraciones, y por último la disposición coherente y cohesionada de oraciones dará como resultado textos.

Los sustantivos

En segunda instancia, será igualmente necesario revisar la definición que da la Lingüística sobre los Sustantivos, los cuales básicamente son entendidos como uno de los principales tipos de palabras, que pueden encontrarse en las Lenguas naturales. Empero, puede que en este caso también sea necesaria una revisión sobre las distintas perspectivas que tienen las diferentes disciplinas lingüísticas.

De esta forma, se tendrá que la Semántica entiende los Sustantivos como aquellas palabras que cumplen con la función de señalar o referir a ciertas entidades, bien si estas se encuentran constituidas por personas, animales, objetos, lugares o conceptos. Es decir, que desde el punto de vista semántico la palabra puede ser comprendida como un nombre, pues su función es nombrar.

Por su lado, la Morfología prefiere ver los Sustantivos como un tipo de palabra cambiante, pues esta es capaz de cambiar su estructura morfológica, para así concordar con el género y el número de las entidades que desean señalar o nombrar. Así miso, la Sintaxis –disciplina que aborda las palabras de acuerdo a la posición que estas ocupan dentro de la oración- ve en los Sustantivos el núcleo del sujeto, así como también de los sintagmas nominales y los sintagmas preposicionales.

Sustantivos despectivos

Una vez se han revisado cada una de estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo aproximarse a una explicación sobre los Sustantivos despectivos, los cuales han de ser vistos como uno de los principales tipos de Sustantivos que existen en las Lenguas naturales, como por ejemplo en el Español.

Así miso, desde la Semántica, los Sustantivos despectivos serán aquellas palabras que son empleadas para referir o nombrar una entidad específica, bien si esta es una persona, objeto, animal, lugar o concepto, pero desde una perspectiva peyorativa, es decir, que el hablante, al usarla, no solo señala una entidad sino que al mismo tiempo transmite su visión negativa sobre ella.

De igual forma, para la Morfología, los Sustantivos despectivos serán palabras derivadas, es decir, que han sido creada a través de un proceso de Derivación, en donde a un lexema específico se le anexaron distintos sufijos, los cuales además son distinguidos por esta disciplina como sufijos despectivos. En el Español los más comunes de este tipo de morfemas son los siguientes: -uza, -aco, -ucho, urrón.

Ejemplos de sustantivos despectivos

No obstante, puede que la mejor manera de completar una explicación sobre este tipo de Sustantivos sea exponer algunos casos que servirán de ejemplo. A continuación, algunos de ellos:

Gentuza, Mujerzuela, Casucha, Libraco, Abogaducho, Santurrón, Cuartucho.

En algunos casos, dentro del Español, los sufijos diminutivos se anexan a ciertas palabras para crear sustantivos despectivos, como por ejemplo en el caso de Mediquito, en donde el hablante no se refiere a un médico pequeño sino a un médico mediocre. Por ende, el entendimiento de este tipo de Sustantivos tiene que ver también con el contexto, así como con las intenciones del hablante.

Imagen: pixabay.com

Sustantivos despectivos
octubre 30, 2018

Ver más Artículo al azar