Sustantivos masculinos

Antes de abordar una explicación sobre los Sustantivos masculinos, puede que sea necesario revisar de forma breve algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este tipo de palabras, dentro de su justo contexto morfológico.

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que sea necesario enfocar esta revisión teórica en tres definiciones específicas: la primera de ellas, la noción misma de Morfología, pues esto permitirá cobrar conciencia sobre la disciplina en medio de la cual han sido concebidos los Sustantivos masculinos. Así mismo, será de provecho detenerse un momento sobre los conceptos Palabra y Sustantivos. A continuación, cada uno de ellos:

Morfología

Por consiguiente, se iniciará esta revisión teórica señalando que la Morfología puede ser entendida de forma general como una de las principales disciplinas de la Lingüística. Así también, ya desde una perspectiva un poco más específica, la Morfología puede ser vista igualmente como la materia que se encarga de estudiar la Palabra desde su estructura, es decir, desde cada una de las distintas unidades  que conforman esta partícula.

La palabra

En segunda instancia, puede que también sea positivo traer a capítulo la definición de Palabra, la cual podrá ser entendida en primer término como una partícula lingüística. Sin embargo, puede que para un entendimiento un poco más integral sea necesario revisar de forma breve cada una de las distintas definiciones que han dado sobre la palabra las diferentes disciplinas de la Lingüística.

De esta manera, se comenzará por decir, por ejemplo, que para la Morfología, la Palabra es vista como una estructura lingüística, conformada por una combinación coherente de unidades lingüísticas como el Lexema (unidad mínima lingüística con sentido léxico) y los Morfemas (unidades lingüísticas, que aportan al lexema información, bien si esta es léxica o gramatical).

Por otro lado, la Semántica, disciplina que se encarga de estudiar las palabras de acuerdo a su significado, ve la Palabra como una partícula lingüística con sentido propio, la cual hace vida entre dos silencios o pausas, que suceden a lo largo de un texto. En este punto, es importante señalar que toda vez que la Lingüística haga referencia a la idea “texto” lo hará para referirse al texto oral, y nunca al escrito, pues para esta disciplina la Escritura es apenas un registro secundario del Lenguaje, el cual existe en la dimensión de la Lengua, y se materializa en la Lengua.

Finalmente, también será necesario revisar la definición que da la Sintaxis sobre la Palabra, la cual será explicada como una partícula lingüística, que sirve como el núcleo del sujeto, así como del Sintagma nominal y del Sintagma preposicional. Visto entonces desde una perspectiva que vaya del micro al macro se tendría entonces que la combinación coherente de lexemas y morfemas, mientras que la disposición ordenada de palabras generaría oraciones, y por último el orden de las oraciones generaría textos.

Sustantivos

Así mismo, será necesario revisar de forma breve la definición de Sustantivos, los cuales serán señalados como uno de los principales tipos de Palabras. No obstante, puede que también sea necesario revisar las distintas definiciones que dan las diferentes disciplinas lingüísticas sobre los Sustantivos.

La pronominalización En el ámbito de la Lingüística, se conoce con el nombre de Pronominalización al recurso por medio de...
Prefijo Ana- Quizás lo más conveniente, previo a abordar una explicación sobre la partícula lingüística Ana-, sea...
Sufijo -dura Quizás lo mejor, antes de avanzar en una explicación sobre el sufijo –dura, sea revisar de forma bre...

De esta manera, se dirá entonces que los Sustantivos han sido descritos por la Semántica como aquellas palabras que son usadas para nombrar entidades, bien si estas son personas, objetos, lugares o conceptos, es decir, desde el punto de vista semántico, el Sustantivo es un nombre. Por otro lado, la Morfología indica que los Sustantivos pueden ser entendidos como palabras variables, las cuales presentan variaciones en su estructura para concordar en género y número con la entidad que está nombrando. Finalmente, la Sintaxis también se ha encargado de definir los Sustantivos, señalándolos como el núcleo del sujeto, así como de los sintagmas nominales y preposicionales.

Sustantivos masculinos

Una vez se han revisado cada uno de estos conceptos, puede entonces que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una definición sobre los Sustantivos masculinos, los cuales serán explicados en primera instancia, y de forma general, como uno de los Sustantivos que la Lingüística concibe dentro de una clasificación que se haga en torno al género.

Por igual, ya de forma más precisa, los Sustantivos masculinos serán aquellos nombres o palabras –usadas para nombrar- en cuya estructura morfológica puede verse que terminan con sufijos flexivos, que señalan el género masculino, y que por lo general coinciden con la forma –o, -or, -aje o –an. Así mismo, los Sustantivos masculinos se caracterizarán por ir siempre acompañados por el artículo determinante masculino, así como por adjetivos que concuerden con él, tanto en género como en número.

Tipos de sustantivos masculinos

También, la Lingüística ha señalado cuáles son los tipos o casos de sustantivos masculinos, que pueden encontrarse dentro en la Lengua española, y que pueden ser contados en los ocho que se explican a continuación:

  • Sustantivos masculinos terminados en –o: se trata entonces de palabras, clasificadas dentro del tipo de los Sustantivos de género masculino, por referir a seres o entidades que poseen este género. Estas palabras se distinguen morfológicamente por contar con el sufijo flexivo –o. Algunos ejemplos serían: gat-o, perr-o, barc-o, etc.
  • Sustantivos masculinos terminados en –or: igualmente, dentro del Español existirá un tipo de Sustantivo que se usará para señalar entidades de género masculino, y que se distinguirá morfológicamente por terminar con el morfema flexivo –or. Algunos ejemplos de este tipo de sustantivos serán los siguientes: am-or, cal-or, sab-or, col-or, clam-or, tembl-or.
  • Sustantivos masculinos terminados en –aje: en la Lengua española también existirán Sustantivos, que serán empleados para señalar personas, entidades, ciudades u objetos masculinos. Por ejemplo: vi-aje, abord-aje, equip-aje.
  • Sustantivos masculinos terminados en –an: dentro del Español se encontrarán también algunas palabras, terminadas en el morfema flexivo –an, que sean empleadas para nombrar o señalar entidades de género masculino. Algunos ejemplos de estas palabras serán las siguientes: caimán, tobogán, eslogan, capitán.
  • Sustantivos masculinos para señalar cuerpos de agua: por igual, la Lingüística señala que en el Español todas las palabras que sirvan como nombres propios de ríos, mares u océanos se considerarán como sustantivos masculinos: el Amazonas, el Pacífico, el Mar muerto.
  • Sustantivos masculinos para señalar cordilleras: de igual forma, dentro de la Lengua española se entenderán de género masculino los nombres propios de las cordilleras: Los Andes, el Himalaya.
  • Sustantivos masculinos para nombrar colores: por último, los nombres de los colores serán considerados también dentro de los sustantivos masculinos, e independientemente de su terminación irán siempre acompañados por el artículo indeterminado masculino. Por ejemplo: el azul, el negro, el amarillo.

Imagen: pixabay.com

Sustantivos masculinos
septiembre 17, 2018