Sustantivos neutros

Antes de abordar una explicación sobre los Sustantivos neutros en el Español, puede que sea necesario revisar de forma breve algunas explicaciones, que de seguro permitirán entender este tipo de palabras, dentro de su contexto morfológico preciso.


Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también sea necesario delimitar esta revisión teórica a tres nociones específicas: la primera de ellas, el concepto mismo de Morfología, pues esto puede ayudar a entender la naturaleza de la disciplina en medio de la cual ha sido concebido la idea de Sustantivos neutros. Así también, será necesario revisar la definición de Palabra y Sustantivo. A continuación, cada una de estas definiciones:

La morfología

De esta manera, se comenzará entonces por decir que la Morfología puede ser entendida de forma general como una de las principales disciplinas de la Lingüística. Por igual, la Morfología ha sido explicada también como la materia que se encarga de estudiar las distintas palabras –bien si cumplen con una función léxica o gramatical- desde su estructura morfológica, es decir, en referencia a las diferentes unidades lingüísticas que la conforman.

Por ende, la Morfología se encargará también de estudiar los diferentes procesos de producción lingüística, para con ello poder identificar si las palabras se han producido por medio de proceso flexivos, o por el contrario a través de otros mecanismos como por ejemplo la Composición, la Derivación o la Parasíntesis.

La Palabra

También será necesario revisar de forma breve la propia definición de Palabra, la cual ha sido explicada por los distintos autores como una partícula lingüística, sin embargo, para un entendimiento integral de ella, puede que sea igualmente pertinente pasar revista sobre las distintas perspectivas que han presentado cada una de las disciplinas de la Lingüística en referencia a la Palabra.

En este orden de ideas, se dirá entonces que para la Morfología la Palabra es vista como una estructura lingüística, que se encuentra conformada por una combinación de unidades lingüísticas, como lo son los Lexemas (unidades lingüísticas con sentido léxico) y Morfemas (unidades lingüísticas que aportan información léxica o gramatical a los lexemas).

Por su lado, la Semántica –materia que se interesa por las palabras según su significado- entenderá la Palabra como una partícula lingüística con sentido propio, la cual se encuentra comprendida entre dos silencios, que ocurren en un texto específico. No obstante, es importante recordar también que siempre que en Lingüística se hable del concepto “texto” se hará para referirse al Texto oral, y nunca al escrito, puesto que la Escritura es considerada tan solo como un sistema de registro secundario de la realidad viva del Lenguaje, la cual reside en la Lengua, pero se materializa en el Habla.

Finalmente, para la Sintaxis, entendida como la disciplina que se dedica a estudiar las palabras de acuerdo a la posición que ocupan en la oración, la Palabra será el núcleo de esta estructura superior de sentido. En consecuencia, si se hiciera una descripción que fuese desde lo micro hasta lo macro, entonces se podría ver cómo una combinación coherente de Lexemas y Morfemas producen palabras, mientras que una disposición organizada de palabras generarán oraciones, y por último un orden coherente y cohesionado de oraciones dará como resultado textos.

Sustantivos

En tercer lugar, serán igualmente necesario tener en cuenta el concepto de Sustantivos, entendidos en primera instancia como uno de los principales tipos de palabras. Empero, puede que en este caso también sea necesario revisar las distintas perspectivas que han dibujado las diferentes disciplinas lingüísticas, frente al concepto de Sustantivos.

De esta manera, se tendrá que la Semántica opta por señalar los Sustantivos como aquellas palabras que son usadas dentro de la Lengua para nombrar o señalar entidades como personas, lugares, objetos o conceptos, es decir, los Sustantivos son nombres. Por otro lado, los Sustantivos han sido explicados por la Morfología también como palabras variables, en tanto sufren modificaciones en su estructura morfológica con el fin de adaptarse al género o número de la entidad que quieren señalar, o para generar nuevas e independientes palabras.

En último lugar, la Sintaxis también se habrá tomado un momento para explicar los Sustantivos, a los cuales identifica como el centro o núcleo del sujeto, tanto como de los sintagmas nominales o preposicionales.

Sustantivos neutros

Ya que se han revisado cada uno de estos conceptos, puede que sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre los Sustantivos neutros, los cuales básicamente son explicados por la Morfología como aquellas palabras, que dentro de la Lengua son usados para señalar o nombrar entidades, sobre todo conceptos, que en realidad no tienen un género definido, es decir, que no son ni femeninos ni masculinos.

Dentro del Español, este tipo de Sustantivos se distinguen también por –independientemente de los morfemas flexivos que posean- ir acompañados por el artículo neutro «lo». Así mismo, los Sustantivos neutros se distinguirán siempre por expresarse en número singular, sin que puedan encontrarse formas plurales de ellos. Algunos ejemplos de este tipo de Sustantivos serán los siguientes: lo bello, lo hermoso, lo trascendental, lo humano, etc.

Imagen: pixabay.com

Sustantivos neutros
septiembre 19, 2018
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar