Tipos de interfijos

Es probable que lo más conveniente, previo a abordar una explicación sobre cada uno de los Tipos de Interfijos que existen, sea revisar de forma breve algunas definiciones, que de seguro permitirán entender cada una de estas clases de partículas, dentro de su contexto morfológico.


Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también sea de provecho delimitar esta revisión teórica a tres nociones específicas: la primera de ellas, la propia definición de Morfemas dependientes derivativos, por ser la clase de partículas donde pueden ser clasificados los Interfijos. Por igual, será necesario pasar revista sobre los conceptos de Afijos y de Interfijos. A continuación, cada una de estas definiciones:

Morfemas dependientes derivativos

De esta manera, se comenzará por decir que la Morfología ha explicado los Morfemas dependientes derivativos como un subtipo de los Morfemas dependientes, es decir, aquellas partículas morfológicas, constituidas por unidades mínimas de significado, que participan en la producción de las palabras, por ende, pueden ser consideradas también como pertenecientes a la primera articulación, de la cual hablaba André Martinet en su teoría de la Doble articulación del lenguaje.

Así mismo, en el caso de los Morfemas dependientes derivativos, la Morfología señala que estas partículas tendrán como característica el tener que unirse en todo momento a un lexema, para poder existir. Al hacerlo, agregan cierto tipo de información, bien sea fonológica o gramatical, a la palabra, al tiempo que junto al lexema crean por Derivación una nueva palabra, que contará a su vez con total independencia semántica, frente a las partículas que han participado de la producción de esta palabra.

Afijos

En segunda instancia,  también será necesario tomar un momento para revisar la definición de Afijos, los cuales son entendidos como aquellas partículas morfológicas, constituidas por morfemas de distinta naturaleza, las cuales cumplen con la tarea de anexarse, unirse o insertarse en algún punto del lexema, con el fin generar nuevas palabras. De acuerdo a la Lingüística existen cinco distintos tipos de Afijos en las lenguas naturales: los Sufijos, Prefijos, Interfijos, Infijos y Circunfijos, morfemas estos que se diferencian entre sí de acuerdo a tres rasgos fundamentales:

  • el punto exacto del lexema al cual se une o inserta en el lexema.
  • el proceso morfológico que cada partícula desarrolla junto al lexema al cual se une.
  • la naturaleza tónica o átona que presenta cada uno de esto afijos.

Interfijo

Por último, será igualmente positivo tomar un momento para lanzar luces sobre la definición de Interfijo, el cual es identificado de forma general por la Morfología como uno de los tres distintos tipos de Morfemas dependientes derivativos que existen en las lenguas naturales, así como un tipo de Afijo. Es decir, que el Interfijo se unirá al lexema, con el fin de generar con él nuevas palabras, por medio del proceso de Derivación que desarrollará con el lexema.

Así también, en un aspecto morfológico más específico, los Interfijos serán entendidos como aquellos morfemas átonos, que se insertan en algún punto medio del lexema, con el fin de agregar información fonológica, y producir junto a esta primera partícula, y por medio del proceso morfológico de la Derivación, nuevas palabras, que se caracterizarán por gozar de plena independencia semántica, frente a las palabras o partículas, que la han producido.

Por ende, a diferencia de los otros Morfemas dependientes derivativos, como los son los Sufijos y Prefijos, los Interfijos no introducirán a la palabra una información gramatical, sino que simplemente servirán para agregar o variar la fonología de la palabra, introduciendo en ella la información fonológica.

Tipos de interfijos

Una vez se han revisado cada una de estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre cada uno de los distintos tipos de Interfijos, los cuales además de agregar información fonológica a la palabra, sirven como enlace entre el lexema y los distintos tipos de sufijos que existen en el Español. A continuación, una definición de cada una de estas clases de Interfijos:

Antihiáticos

En primer lugar, se encontrarán los Interfijos antihiáticos, los cuales estarán constituidos por aquellos morfemas átonos, que se insertan en la mitad del morfema con el fin de aportar información fonológica que rompa con los posibles hiatos que pueden formarse dentro de esta partícula. Algunos ejemplos de este tipo de Interfijos serán los siguientes:

  • En la palabra “cafecito”, la partícula “c” constituye un Interfijo antihiático, puesto que al insertarse en la forma “cafeito”, impide que se mantenga el hiato.
  • Otro ejemplo podría ser la partícula “ec” de la palabra “pueblecito”, la cual se inserta en la forma “pueblito”.

Diferenciales

Así mismo, dentro de los Interfijos se encuentran los de tipo diferencial, los cuales se insertarán también en el lexema, para generar con ellos nueva palabras, que se diferencien de otras que podrían resultar homónimas, confundiendo al hablante. A continuación, un ejemplo de este tipo de Interfijos será el siguiente:

La partícula “ic” en la palabra “Carnicero”, la cual se inserta en la forma “Carnero”, para construir una forma diferenciada, con la cual denominar al comerciante de carnes, y no usar la misma forma que se emplea para denominar el animal mamífero “carnero”.

Imagen: pixabay.com

Tipos de interfijos
julio 23, 2018
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar