Tipos de lexemas

Antes de abordar una explicación sobre los diferentes tipos de Lexema que existen, quizás sea recomendable revisar algunas definiciones, que de seguro permitirán entender la naturaleza de cada uno de estas subunidades morfológicas.

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también sea necesario delimitar esta revisión teórica a dos nociones específicas: la primera de ellas, la propia definición de Morfología, pues esto permitirá entender el contexto teórico en medio del cual surge el concepto de Lexema, así como de cada uno de sus diferentes clases. Por otro lado, será igualmente importante pasar revista sobre los conceptos de Monema y Lexema. A continuación, cada una de estas definiciones:

Morfología

De esta manera, se comenzará por decir que la Morfología puede ser considerada como una de las principales ramas de estudio de la Lingüística. Por igual, las distintas fuentes señalan la importancia de comprender la Morfología como la disciplina lingüística cuyo principal objeto de estudio es la estructura interna de las palabras. En consecuencia, la Morfología tendrá como meta máxima el abordaje, estudio y comprensión de cada una de las unidades que conforman o constituyen las palabras, así como cada uno de los distintos tipos de palabras que existen.

Monema

Así mimo, será igualmente importante tomar un momento para tener en cuenta la definición que da la Lingüística respecto a los Monemas, los cuales pueden ser comprendidos entonces como las unidades mínimas, indivisibles y con sentido, que conforman una palabra. Por consiguiente, la Morfología también señala que los Monemas pueden clasificarse en dos distintos tipos: los Lexemas y los Morfemas, cuya principal diferencia será el tipo de sentido que tienen, es decir, si es de tipo semántico o gramatical.

Lexema

Por último, también resultará pertinente reparar en el concepto que da la Morfología sobre el Lexema, el cual a grandes rasgos ha sido explicado simplemente como una unidad morfológica de la palabra, la cual se caracteriza por los siguientes rasgos:

  • El lexema es indivisible.
  • Es la parte invariable de la palabra.
  • Cuenta con su propio sentido semántico, es decir, poseen y dotan a la palabra de sentido léxico.

Un ejemplo de este tipo de unidades morfológicas de la palabra puede ser el siguiente:

perr-o / perr-ito / perr-era / perr-arina

Estas palabras, se pueden considerar una familia de palabras, pues todas ellas se encuentran emparentadas por una parte indivisible, invariable y que tiene sentido léxico. Esta parte será entonces el lexema o raíz.

Tipos de lexemas

Una vez se han revisado cada uno de estos conceptos, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar los distintos tipos de lexema, concebidos por la Morfología, y cuya principal diferencia será la necesidad que presenta cada una de estas unidades morfológica de tener que unirse a otras, o poder permanecer sin ellos. A continuación, cada uno de los distintos tipos de lexemas que existen:

Lexemas independientes

En primer lugar se encontrarán aquellos lexemas independientes, los cuales básicamente se distinguirán por el hecho de no tener que ir unido a ningún otro monema, puesto que ellos solos constituyen una unidad de sentido léxico. Por ende, estos lexemas no deberán estar acompañados de ningún tipo de afijo o flexivo. Algunos ejemplos de esta clase de lexema serán los siguientes: leche, pan, mar, árbol, azul.

Por otro lado, existen algunas fuentes morfológicas que plantean cómo ciertas preposiciones pueden ser entendidas igualmente como un tipo de lexemas independientes. Por ejemplo: para, con. Así mismo, existen fuentes que indican que ciertas conjunciones se encuentran entendidas también como lexemas independientes, un ejemplo de estas clases de palabras serían y, o, que. Finalmente, algunas fuentes morfológicas han señalado también que algunas palabras que sirven para nombrar ciertos números pueden ser comprendidos también como lexemas independientes, tal como sucede en relación a las palabras uno, dos, cinco, seis.  

Lexemas dependientes

Por otro lado, dentro de los distintos tipos de Lexemas, considerados por la Morfología, se encuentran también los Lexemas dependientes, definidos como aquellas unidades indivisibles, invariables y poseedoras de sentido léxico, que necesariamente debe estar unida a otro monema, para poder existir y funcionar.

De esta manera, se formará una palabra en donde la parte invariable será identificada como el Lexema, mientras que las otras unidades a las que se encuentran unidos serán identificadas entonces como Morfemas dependientes o afijos, los cuales se unirán a estos lexemas, para otorgarle a la palabra un sentido léxico o gramatical, conformando entonces o una nueva palabra, o un accidente gramatical.

Algunos ejemplos de este tipo de lexemas, los cuales se reconocerán por ser la parte que permanece invariable dentro de la palabra, serán los siguientes:

Am-or / Am-ar / Am-e / Am-amos / Am-ado / Am-ante / Am-oroso

En este ejemplo, se puede apreciar cómo independientemente de si se trata de un verbo, o si por el contrario es un sustantivo o un adjetivo, en todas las partículas de esta familia de palabras, existe una parte invariable o lexema, el cual se va uniendo a distintos monemas, los cuales le otorgan categorías gramaticales distintas.

Imagen: pixabay.com

Tipos de lexemas
julio 23, 2018
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar