Tipos de locuciones

Antes de abordar una explicación sobre cada uno de los distintos tipos de Locuciones, reconocidas por la Lingüística, se revisarán algunas definiciones, que de seguro permitirán entender cada una de esta clase de construcciones lingüísticas, desde su justo contexto.

También te puede interesar:

Definiciones fundamentales

De esta manera, también se delimitará esta revisión teórica a dos nociones específicas: Palabras y Locuciones, por encontrarse directamente relacionadas con las categorías que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de las siguientes definiciones:

Palabras

En primer lugar, se pasará revista sobre el concepto de Palabras, las cuales han sido explicadas, en forma general, como uno de los principales tipos de partículas, que pueden encontrarse en las lenguas naturales. Sin embargo, si se deseara tener una visión mucho más integral sobre ellas, también será necesario reparar sobre las definiciones que han promulgado sobre la Palabra las distintas disciplinas lingüísticas.

Por consiguiente, se tendrá que por ejemplo la Morfología –disciplina que se encarga de estudiar las partículas lingüísticas según su constitución- considera que las Palabras pueden ser entendidas como estructuras morfológicas, que nacen de la unión de otras unidades lingüísticas, como los Lexemas, responsables de aportar su sentido léxico a la palabra, y los Morfemas, los cuales se anexan a los Lexemas, con el fin de complementarlos, bien sea de forma gramatical o léxica.

Así mismo, la Semántica –área que se enfoca en los sentidos- define las Palabras como aquellas partículas lingüísticas con significado propio, y que hacen vida entre dos pausas –o silencios- que se presentan en un texto.

Al respecto, es necesario aclarar que siendo la Lingüística la disciplina que tiene como objeto de estudio el Lenguaje, al cual considera residente en la Lengua y materializado en el Habla, la Escritura es tan solo un sistema de registro secundario, por lo que el concepto “texto” será siempre referente al “texto oral”, y nunca al escrito.

Por último, la Sintaxis –disciplina que estudia las partículas según su función y posición- señala que las Palabras pueden ser entendidas como el núcleo de la oración, así como cada una de las partículas que se unen para conformarla. Desde lo micro a lo macro, entonces se tendrá que una combinación de Lexemas y Morfemas genera palabras, una mezcla coherente de palabras produce oraciones, y por último, la disposición de oraciones arroja textos.

Locuciones

Así mismo, será necesario lanzar luces sobre el concepto de Locuciones, las cuales han sido explicadas en primer momento como una de las principales construcciones lingüísticas, que se pueden encontrar en la mayoría de las lenguas naturales.

Desde una perspectiva mucho más específica, las Locuciones han sido explicadas por la Semántica como el grupo de palabras, que cumplen la tarea de funcionar como una unidad gramatical, cuyo significado es diferente al que cada una de las palabras tiene por separado.

Por su parte, para la Sintaxis, las Locuciones tienen la posición correspondiente a la función sintáctica que desempeñan. Para la Morfología, en cambio, las Locuciones son explicadas como grupos de palabras invariables, en tanto funcionan como fórmulas fijas.

Tipos de locuciones

Una vez se han explicado cada una de estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre cada uno de los siete distintos tipos de locuciones que pueden encontrarse en las lenguas naturales, y que se diferenciarán entre sí según las distintas funciones sintácticas que desempeñan. A continuación, una breve explicación de cada una de ellas:

Locución adjetiva

El primer tipo de locución que puede encontrarse en la Locución adjetiva, grupo de palabras que funcionan como una unidad gramatical, cuya tarea es acompañar sustantivos, con el fin de modificarlos. No obstante, este tipo de locuciones también podrían funcionar como atributos. Algunos ejemplos de esta clase de locuciones serán las siguientes:

Como un rayo, Como un templo, Grande como una catedral

Locución adverbial

Así también, entre las distintas clases de locuciones que existen en las lenguas naturales, se encuentran las locuciones adverbiales, las cuales son explicadas entonces como grupos de palabras, que fungen como una unidad gramatical, cuya misión es acompañar Adjetivos, Verbos o Adverbios, con el objetivo de modificarlos.

De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes, existen varios distintos tipos de locuciones adverbiales, las cuales se diferencian según cumplan funciones de locuciones de Modo, Tiempo, Lugar, Afirmación, Cantidad o Duda. Algunos ejemplos de esta clase de locuciones serán los siguientes:

Poco a poco, De castaño a oscuro, Al instante, De inmediato, A la distancia, A lo lejos, Desde luego es falso, Más o menos, Tal vez, A lo mejor

Locución conjuntiva

Con respecto a las Locuciones conjuntivas, la Lingüística ha señalado que estas pueden ser consideradas como aquellas construcciones lingüísticas, conformadas por una serie de palabras, que funcionan como una unidad gramatical, y que cumplen el papel de una Conjunción, es decir, que se encargan de servir de nexo entre palabras, sintagmas u oraciones.

Según señalan las fuentes especializadas, al menos en el Español, se pueden encontrar los siguientes ejemplos de locuciones conjuntivas:

Pese a que, A pesar de, Por lo tanto, Por más que, Así también, Así que, Así mismo

Locución nominal

Entre los distintos tipos de locuciones que existen en las Lenguas naturales, se encuentra la Locución nominal, construcción que se caracteriza por estar conformada por varios grupos de palabras, que funcionan como una unidad gramatical, pero que cumplen con la tarea de nombrar una entidad específica, la cual puede estar constituida por una persona, lugar, animal, objeto o concepto.

Por ende, la Locución nominal cumple entonces con las funciones del Sustantivo, ocupando la posición del núcleo del sujeto, así como del sintagma nominal. A diferencia de los Sustantivos, que cambian su constitución según necesitan concordar en género y número con la entidad que nombran, las locuciones responden a fórmulas fijas, por lo que no cambian sus formas.

Según las distintas fuentes, en el Español, se pueden encontrar las siguientes locuciones nominales:

Ojo mágico, Ojo de buey, Pata de cabra, Brazo de gitano, Pie de amigo

Locución preposicional

Así también, entre los diferentes tipos de locuciones, se encuentra la Locución preposicional, conjunto de palabras, que cumplen con la tarea de servir en la oración como una preposición, es decir, como un enlace sintáctico entre palabras o sintagmas, que existen dentro de una oración, al tiempo que semánticamente refieren a conceptos como procedencia, origen, ubicación o dirección, entre otros.

En consonancia con lo que han señalado las distintas fuentes, en el Español se pueden encontrar las siguientes locuciones preposicionales:

Con respecto a, De acuerdo con, Con vistas a, Junto a, Pese a que

Locución pronominal

De igual forma, entre los distintos tipos de locuciones que hacen vida en las lenguas naturales, se encuentra la Locución pronominal, la cual puede ser vista como una combinación o grupo de palabras, que forman unidad gramatical, y que se desempeñan como pronombres, es decir, que sustituyen al nombre, con el fin de evocar la entidad que era nombrada por la partícula a la que reemplazan.

En el Español, de acuerdo a lo que han señalado las distintas fuentes, se pueden encontrar entonces los siguientes casos de locuciones pronominales:

Cada uno, Algunos otros, Alguno que otro, Entre ellos

Locución verbal

Ya que pueden existir tantos tipos de locuciones como de categorías gramaticales existen, entonces en la mayoría de las lenguas naturales también podrán encontrarse locuciones verbales, las cuales han sido explicadas como los conjuntos de palabras, que funcionan como una unidad gramatical, que tiene la misión de funcionar como un verbo.

Por ende, las locuciones verbales cumplirán la tarea semántica de referir a acciones o estados que puede experimentar el sujeto de la oración. Así mismo, las locuciones verbales cumplen entonces con la tarea de fungir como núcleo del predicado, así como del sintagma verbal.

Desde el punto de vista morfológico, y aun cuando los verbos son palabras del tipo variable, las Locuciones verbales no lo son, puesto que ellas responden a fórmulas fijas, es decir, no cambian sus estructuras. Algunos ejemplos de esta clase de construcciones lingüísticas serán las siguientes:

Caer en cuenta, Cumplir a cabalidad, Hacer caso, Hacer de tripas corazón, Echar de menos

Locución interjectiva

Finalmente, dentro de los distintos tipos de locuciones que pueden encontrarse dentro de las Lenguas naturales, se encontrarán las locuciones interjectivas, las cuales se caracterizarán por estas constituidas por un grupo de palabras, que funcionan como una unidad gramatical, al tiempo que cumplen funciones de Interjección.

En este sentido, la Locución interjectiva cumplirá entonces con la misión semántica de referir o expresar emociones, propias de la naturaleza o condición humana, como por ejemplo Rechazo, Rabia, Admiración, Alegría, Miedo, Felicidad, Bienvenida, Despedida.

Tal como sucede con las otras locuciones, la Locución interjectiva ocupará la posición y función de la palabra cuya categoría gramatical ejerce. En el caso de la Locución interjectiva, al expresar una idea completa, y no necesitar de otras palabras, sintagmas u oraciones, entonces –desde una perspectiva sintáctica- las locuciones interjectivas son consideradas oraciones independientes.

Para la Morfología, en cambio, las locuciones interjectivas serán tomadas como palabras o grupo de palabras invariables. De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes, en el Español, se pueden encontrar las siguientes locuciones interjectivas:

¡No lo puedo creer!, ¡Hasta pronto!, ¡Ay de mí!, ¡Cielo santo!, ¡Dios mío!

Imagen: pixabay.com

Tipos de locuciones
junio 28, 2019
Se habla de:                         


Ver más Artículo al azar