Trapecio rectángulo

Quizás lo más recomendable, previo a avanzar en una explicación sobre el Trapecio rectángulo, sea revisar de forma breve algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este tipo de Polígono dentro de su contexto geométrico preciso.

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también sea recomendable delimitar esta revisión teórica a cuatro  nociones específicas: la primera de ellas, la definición misma de Polígonos, pues esto permitirá entender cuál es el tipo de figura geométrica, en la cual se puede clasificar el Trapecio rectángulo. Por igual, será necesario lanzar luces sobre los conceptos de Cuadriláteros, Cuadriláteros no paralelogramos y el Trapecio. A continuación, cada una de estas definiciones:

Polígonos

De esta manera, se comenzará por decir que las Matemáticas han definido los Polígonos como una de las distintas figuras geométricas que existen, las cuales se caracterizarán específicamente por contar solo con dos dimensiones: alto y ancho, sin que en ella pueda distinguirse la tercera dimensión de la profundidad. Es decir, es una figura bidimensional, o plana.

Así también, la Geometría ha explicado los Polígonos como aquellas figuras geométricas que se encuentran totalmente delimitadas por un conjunto de segmentos de recta, los cuales rodean o encierran por completo al Polígono. De este rasgo o elemento surgen a su vez dos características de este tipo de figura: en primer lugar, el Polígono será una figura cerrada; por otro lado, el Polígono será igualmente una figura que contará solo con lados rectos. De hecho, las distintas fuentes aclaran cómo puede existir un tipo de figura geométrica, la cual siendo plana y cerrada no es considerada como un polígono si uno solo de los lados que la delimitan, resultase ser curva.

Por otro lado, la Geometría también señala que los Polígonos pueden ser considerados como figuras geométricas en donde existen cuatro posibles elementos, descritos a su vez de la siguiente manera:

  • Lados: en primer lugar, dentro del Polígono se podrán encontrar los lados, los cuales serán aquellos segmentos de recta que constituyan esta figura geométrica, delimitándola. De hecho, los Polígonos reciben su nombre particular de acuerdo al número de lados que poseen.
  • Vértices: siendo una figura geométrica cerrada sucederá entonces que los lados del polígono terminan cerrándose o encontrándose entre sí. Estos puntos de unión se denominan vértices.
  • Ángulos: no obstante, cuando dos lados del Polígono se unen, no sólo se crea un vértice, sino que estos segmentos de recta comienzan a delimitar igualmente un espacio geométrico, el cual se distinguirá por tener tres elementos: dos lados, constituidos por los segmentos de recta que lo delimitan; un vértice, que coincide por completo con el del Polígono; y finalmente una amplitud, la cual se puede medir en grados sexagesimales. Este espacio geométrico se denomina Ángulos.
  • Diagonales: por último, dentro de los Polígonos también se encontrarán las Diagonales, definidas como aquellos segmentos de recta, que se disponen entre dos vértices no continuos, pudiendo atravesar el polígono (diagonales internas) o trazarse por fuera del límite del polígono (diagonales externas).

El Cuadrilátero

En segunda instancia, también será necesario tener en cuenta el concepto de Cuadrilátero, el cual será entendido por las distintas fuentes como un tipo de polígono, es decir, como una figura plana y cerrada, compuesta por cuatro lados rectos. En este tipo de figuras geométricas, se pueden encontrar tanto polígono regulares, si los cuatro lados cuentan con la misma medida, o polígonos irregulares, si los lados que conforman la figura presentan distintas medidas. No obstante, estas no son las únicas características de los Cuadriláteros, los cuales cuentan también con los siguientes rasgos:

  • Cuatro vértices: al ser un polígono o figura geométrica cerrada, los Cuadriláteros contarán también con lados que se unen entre ellos, creando puntos de unión o coincidencia, que se conocerán con el nombre vértices. Cada Cuadrilátero tendrá un total de cuatro vértices.
  • Cuatro ángulos: por igual, dentro de cada Cuadrilátero existirán cuatro ángulos, uno por cada vértice.
  • Dos diagonales: siendo una figura plana y cerrada, conformada por cuatro lados rectos, los Cuadriláteros contarán con tan solo dos vértices no continuos, por lo que entonces tendrá solo dos diagonales, las cuales serán siempre internas.

Cuadriláteros no paralelogramos

Así también, será necesario reparar sobre la definición de este tipo de Cuadriláteros, los cuales serán explicados entonces como un polígono, o figura plana y cerrada, conformada por cuatro lados rectos, en donde no existe igualdad entre sus distintos lados y ángulos, o incluso puede haber paralelismo en uno solo de los pares de lados. Estas figuras contrastan con los Cuadriláteros paralelogramos en donde el paralelismo entre sus lados, e incluso entre sus ángulos, sucede en pares de dos.

El Trapecio

Finalmente, será de provecho pasar revista sobre el concepto de Trapecio, el cual es visto como un Polígono cuadrilátero no paralelogramo, conformado por cuatro lados, en los cuales solo dos cuentan con la misma medida, es decir, que se puede establecer un paralelismo entre ellos. A diferencia, los otros dos lados con los que estos paralelos forman la figura no presentan ningún tipo de igualdad, semejanza o paralelismo.

Trapecio rectángulo

Una vez se han analizado cada una de estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo aproximarse a una definición del Trapecio rectángulo, el cual podrá ser entendido en principio como uno de los tres distintos tipos de Trapecio, definidos por la Geometría, grupo este en donde también aparecen entonces el Trapecio isósceles y el Trapecio escaleno.

Así también, el Trapecio rectángulo ha sido explicado por la Geometría como una figura geométrica plana y cerrada, es decir, un Polígono, el cual puede ser clasificada igualmente dentro de los Cuadriláteros, por estar conformada por cuatro lados rectos. Estos no presentan iguales medidas, por lo que en primer lugar, el Trapecio puede ser considerado tanto un Polígono irregular como un Cuadrilátero no paralelogramo.

Sin embargo, la principal característica del Trapecio rectángulo, más allá de las características de los cuatro lados que la conforman, está la de poseer dos ángulos rectos, es decir, dos ángulos cuyas medidas o amplitudes son equivalentes a 90º. A continuación, un ejemplo de este tipo de figuras geométricas:

 

Imágenes: wikipedia.org

Trapecio rectángulo