Uso del signo párrafo

La Real Academia Española de la Lengua reconoce dentro de su ortografía al signo tipográfico (§) como un elemento auxiliar, el cual se utiliza para indicar, acompañado de número o letras, una parte o sección específica de un texto escrito, el cual por lo general es coincide con algunos de los párrafos en los que se encuentra dividido dicho documento.


Lo más reciente:

Uso del signo de párrafo

De esta forma, el signo de párrafo se convierte en un signo ortotipográfico empleado comúnmente para hacer referencia a partes específicas de un documento. En este sentido, dentro de un discurso se puede hacer referencia al contenido de un texto, empleando este signo y el número de párrafo que se quiere traer a colación. Por ejemplo, el lector puede encontrarse con el siguiente texto:

Tal como vimos en el § 15 del capítulo “El signo lingüístico”, el Lenguaje constituye una unidad dicotómica compuesta por Lengua y Habla.

En este contexto, el signo de párrafo “§” acompañado del número 15  le estaría indicando al lector que debe regresar sobre el párrafo número quince del capítulo titulado “El signo lingüístico” en donde estará explicado de forma extensa el concepto al que se hace referencia de forma breve en el discurso presente.

Modos de uso

Así mismo, tal como fuere un signo ortográfico, la Academia se ha dado también a la tarea de normar su uso, indicando en primera instancia que siempre que se haga uso del signo “§” y un número debe existir en todo momento una separación entre ellas, resultando siempre correcta las formas § 14; § 24 ó § 5 y en ningún momento las formas §14; §24 ó §5.

Igualmente, la Academia indica que este signo deberá usarse de forma individual cuando se refiera a un solo párrafo, por ejemplo: “Tal como pudimos leer en el § 6 de la Introducción a la obra de Nietzche”. Y que por el contrario deberá usarse de forma doble “§§” cuando el autor se refiera a varios párrafos, como puede encontrarse en textos legales como el siguiente: “Como consta en las pruebas y testimoniales que rezan en los §§ 29,30 y 31. En todo caso, sea un solo signo de párrafo “§”  o su plural “§§”, en todo momento deberá respetarse la separación normada entre el símbolo de párrafo y el número que indica la sección específica del documento a la cual se pretende hacer referencia.

Lectura del signo

Igualmente la Academia indica que aun cuando su notación se haga a través del signo “§” ó “§§” su lectura se hará de forma corrida, pudiendo leerse párrafo en el primer caso, y párrafos en el segundo. En este sentido, se tendría entonces que si en un texto, el lector se encuentra una frase que diga “Tal como el autor anotó en el § 16 del capítulo dedicado al origen de las especies”, cuya lectura deberá ser de corrido: [Tal como el autor anotó en el párrafo dieciséis del capítulo dedicado al origen de las especies]. De tal forma, igual situación ocurre en caso de que el signo refiera a varios párrafos.

Confusión sobre el signo de párrafo

Sin embargo, es importante destacar que existen Lenguas cuyas normas no reconocen al signo “§” como el signo de párrafo, sino que por el contrario consideran a al símbolo “¶” como el legítimo carácter a la hora de hacer referencia a un párrafo de un texto específico, dejando para el signo “§” la función de hacer referencias hacia secciones específicas. No obstante, es una cuestión más ligada al hecho convencional de cada Lengua, y que no debe dar cabidas a confusiones dentro del Español, pues la Academia ha normado que sea el signo “§” el que sea llamado signo de párrafo, asumiendo las funciones y modos que se le han asignado en su tarea de referir a párrafos o secciones específicas dentro de un texto escrito.

Imagen: pixabay.com

Uso del signo párrafo
octubre 16, 2016

Ver más Artículo al azar