Usos cosméticos del limón

El limón constituye uno de los grandes aliados de la belleza, tanto femenina como masculina. No obstante reposa en la mayoría de las despensas y heladeras del mundo, sin que la mayoría llegue siquiera a sospechar la gran variedad de usos y ventajas que pueden obtener usándolo.


Lo más reciente:

De esta forma, diariamente es empleado simplemente para hacer jugo o como condimento, desperdiciándose así la gran infinidad de usos cosméticos que puede tener esta fruta, que por su gran cantidad de antioxidantes, vitamina C, Calcio, Potasio y Magnesio, resulta un efectivo desmanchante, acondicionador y astringente. A continuación entonces algunos de los sorprendentes y útiles usos cosméticos que puede tener el limón:

Para reducir el Acné

De acuerdo a lo que señalan varias páginas de internet, el limón constituye un excelente elemento en la lucha contra el acné. En este sentido, varios portales aconsejan cortar un limón a la mitad, y frotar la piel de la cara, dejar actuar por diez minutos, a fin de que las propiedades antibacterianas y antimicóticas actúen, y luego enjuagar con abundante agua. Es muy importante que durante este tiempo se tenga sumo cuidado de no exponerse al sol, puesto que la reacción del limón ante los rayos ultravioletas quema la piel y produce manchas negras sobre ella, por lo que este tratamiento debe hacerse bajo techo y lejos de las ventanas, así mismo quien lo emplee debe asegurarse en efecto de retirar todo residuo de limón de la piel de su cara antes de exponerse a la luz solar. Igualmente, debería consultarse con el dermatólogo de confianza, antes de decidirse por probar este tratamiento alternativo.

Como blanqueador dental

Así mismo, varios portales de internet especializados en estética aconsejan el uso del limón como blanqueador dental. En este sentido indican que se debe mezclar el jugo de un limón con una cucharada de bicarbonato de sodio, lo cual generará una mezcla espumosa, la cual deberá ser aplicada sobre los dientes con la ayuda de un hisopo. Posteriormente, se debe dejar actuar la preparación por cerca de un minuto sobre los dientes, antes de proceder a enjuagar con abundante agua. Es necesario aclarar que sobrepasar el tiempo indicado puede generar cierta irritación en la boca, además que es un tratamiento que no debe repetirse tan constantemente, pues tanto el bicarbonato como el limón pueden resultar un poco abrasivos para el esmalte de los dientes.

Para suavizar los labios

Por otro lado, algunos portales dedicados a temas de estética señalan también el efectivo uso que tiene el limón al momento de suavizar la superficie de los labios, gracias a su gran contenido de Potasio y Calcio, así como de antioxidantes. A fin de emplearlo con este objetivo, es necesario entonces – a la luz de lo que aconsejan ciertos cosmetólogos en la plataforma virtual- cortar un limón por la mitad y frotar los labios con éste, antes de ir a dormir, para así dejarlo actuar durante la noche. Al día siguiente los labios lucirán mucho más suaves. No obstante no se debe perder de vista la importancia de retirar esta sustancia de la piel antes de exponerse a los rayos solares, pues en presencia de estos, el limón reacciona quemando y manchando la piel, por lo que si se tiene la cama en un punto donde el sol llega en la mañana es mejor correrla o usar las cortinas a la hora de emplear este tratamiento para labios más suaves.

Para eliminar las cicatrices

Igualmente uno de los usos cosméticos más reseñados -en las plataformas web especializadas en belleza- es la propiedad de poder desvanecer las cicatrices, gracias al alto contenido de ácido cítrico de este fruto. Para emplearlo con este fin, se recomienda tener una concha marina de nácar, a la cual se le agrega en la noche un poco de zumo de limón, dejando actuar por veinticuatro horas. A la noche siguiente deberá aplicarse un poco de la crema formada en el fondo de la concha marina, dejándola actuar por doce horas antes de removerla con abundante agua. De acuerdo a algunos cosmetólogos, a la semana ya podrán comenzar a verse los resultados.

Para acabar con la caspa

Así también, de acuerdo a lo señalado por algunos médicos naturistas, el limón resulta un excelente aliado a la hora de combatir la caspa, debido a sus propiedades antimicóticas. Para usarlo con este objetivo se recomienda mezclar un poco de aceite de oliva, miel, aceite de coco y el zumo de un limón. Una vez hecha la preparación, la persona deberá masajear con ella el cuero cabelludo, por aproximadamente diez minutos, después de lo cual se recomienda envolver el cabello con un gorro plástico o una toalla caliente, y dejar actuar por otros quince minutos. Transcurrido el tiempo debe enjuagarse con abundante agua fría. Según lo afirmado por los especialistas, esta aplicación bastará para olvidarse por completo de la molesta caspa.

Fuente de imagen: analitica.com

Usos cosméticos del limón
diciembre 3, 2015
Se habla de:     

Ver más Artículo al azar