Usos medicinales de la chía

Con el nombre de chía se conoce a las semillas de una planta del mismo nombre, que se caracterizan por constituir gran fuente de ácido graso alfa-linolénico omega 3, siendo así una alimento humano de gran aporte nutritivo.

Origen y propiedades de la Chía

Se sabe que es originaria de Centroamérica, en donde fue consumida por las poblaciones originarias de México, Guatemala y Nicaragua, quienes para esa época ya conocían las ventajas y propiedades de la chía. No obstante, es necesario reseñar que los expertos en esta planta afirman que la semilla debe ser consumida de forma molida, o por lo menos masticada, a fin de que el consumidor pueda aprovechar el gran contenido de sales y minerales de este milenario alimento.

Con respecto a estas propiedades nutricionales, los estudios han revelado que la Chía contiene en su composición al menos 40% de carbohidratos, de los cuales al menos 3% es fibra solubles, 30% insolubles y el 7% está conformado por almidones esenciales. Así mismo, los nutricionistas han destacado el aporte que tiene esta semilla centroamericana de proteínas, minerales como el Boro (esencial para fijar el calcio en los huesos); Calcio (en cantidades cinco veces mayores que la leche); Hierro (incluso tres veces más que las espinacas); Potasio; Magnesio (vital para mantener a tensión arterial regulada); Zinc y el más importante de todos: ácidos grados omega 3, elemento que protege el corazón, y que en esta semilla se encuentra concentrada incluso siete veces más que en el salmón.

Así mismo, es gran fuente de Niacina, vitamina necesaria para la conversión de los alimentos en energía, y que al ser una vitamina hidrosoluble lamentablemente no se logra almacenar en el cuerpo, por lo que debe consumirse de forma habitual, razón que hace el consumo de chía una manera eficiente de garantizarle al cuerpo la ingesta de esta vitamina.

Propiedades curativas de la chía

No obstante, las propiedades de la Chía no sólo son de tipo nutricional, sino que esta semilla cuenta con propiedades medicinales, siendo usada desde hace milenios para contrarrestar algunas condiciones crónicas. En este sentido, sería pertinente señalar algunas de los usos medicinales que recibe esta semilla milenaria. A continuación, algunos de ellos:

Contra el colesterol

Una de las condiciones más riesgosas para el cuerpo es el contar con niveles de colesterol alto, por lo que la disminución de éste y la prevención de esta condición resulta vital para un buen estado de salud. De esta forma, la Chía está recomendada por los médicos nutricionistas para aquellas personas que necesiten bajar sus niveles de colesterol, debido a sus grandes cantidades de ácidos grasos de omega 3. 

Contra la diabetes

Así mismo, la Chía cuenta con la propiedad de segregar un gel sólido en un medio de acuoso, debido a la fibra soluble con la que cuenta este alimento. De acuerdo a lo que señalan los médicos naturistas este gel constituye una barrera física que impide la digestión rápida de algunos carbohidratos. De esta forma, se evita que los carbohidratos se conviertan en azucares sencillos que puedan afectar a las personas diabéticas. Igualmente, este gel logra cambiar el metabolismo de estos carbohidratos.

Para evitar la deshidratación

Otra de las propiedades físicas que tiene la Chía, es la de contar con la posibilidad de absorber hasta dos veces su peso en agua. De esta forma, cuando la persona consume esta semilla, ingiere un alimento que mantendrá la humedad del cuerpo, por lo cual propiciará un estado de hidratación mucho más prolongado. Así también, se conseguirá una mejor regulación de los líquidos del cuerpo, es decir, que influirá en el balance electrolítico, por lo que su consumo es aconsejado por los médicos naturistas antes de emprender jornadas de fuertes actividades físicas.

Dinamizar el proceso digestivo

Debido a su gran cantidad de fibra, la semilla de Chía, la cual se puede consumir licuada en jugos, en forma de infusión, o como ingrediente de las ensaladas, constituye un elemento importante a la hora de evitar el estreñimiento, y por el contrario dinamizar el flujo de la comida a través del tubo digestivo.

Chía para adelgazar

Esta semilla ancestral resulta también un importante aliado a la hora de bajar de peso, pues la combinación de sus propiedades, entre las que se encuentran la de reducir el colesterol en la sangre, evitar la asimilación de azúcares sencillos, evitar la metabolización de carbohidratos simples, proveer al cuerpo de una hidratación que conlleve a la eliminación de toxinas, hacen que el consumo de chía produzca a la larga una desinflamación y reducción de peso en el cuerpo humano.

Contra enfermedades degenerativas

Finalmente, la gran cantidad de antioxidantes presentes también en esta semilla milenaria, conocida también como Salvia hispánica, hace que el sistema nervioso central, el aparato circulatorio y el digestivo se encuentren protegidos de enfermedades crónicas como el Alzheimer, la diabetes, la hipertensión, la formación de cálculos renales, la osteoporosis, la trombosis, accidentes cerebrovasculares. Igualmente, la chía es un componente que puede resultar muy eficaz a la hora de prevenir el cáncer, e incluso ayudar a combatir contra esta enfermedad.

Imagen: descubrelamagia.ning.com

Usos medicinales de la chía
mayo 31, 2016
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar