Usos sorprendentes de la gelatina

Es probable que, antes de entrar a revisar los sorprendentes usos que pueden dársele a la Gelatina, en el campo de la cosmética natural, sea conveniente revisar de forma breve la definición general sobre esta sustancia comestible.

Definición de la Gelatina

En este sentido, la Gelatina es descrita por la Ciencia como una sustancia coloide gel, la cual se origina del colágeno que se aloja en el tejido conectivo de animales, como por ejemplo la vaca. Así mismo, se le reconoce por sus cualidades incolora, insípida, traslúcida, quebradiza y por su termorreversibilidad, la cual hace que esta sustancia asuma un estado semisólido en temperaturas ambiente, por debajo de los 18 °C, y estados líquidos por encima de los 27 °C. De igual forma, se le considera una fuente importante de proteínas, conteniendo al menos 98% de ellas en su composición, así como de otras sales minerales.

Usos sorprendentes de la Gelatina

Por lo general, la Gelatina es un ingrediente culinario, ampliamente usado, pues además de tener la propiedad de darle consistencia semisólida a algunos alimentos, es una forma económica y sencilla de enriquecer la preparación o alimento, pues le aportará gran parte de proteínas. Sin embargo, los usos de la gelatina parecen no limitarse a la industria alimenticia o a la culinaria, pues según afirman algunas fuentes de cosmética natural, este ingrediente cuenta también con grandes propiedades, que pueden beneficiar al cuerpo, el cabello y las uñas, no sólo por su consumo, sino por su aplicación directa sobre ellas.

De esta manera, la mayoría de las fuentes de cosmética natural indican cómo la gelatina sin sabor es una sustancia, de origen natural, que cuenta con un importante porcentaje de proteínas y colágeno, los cuales pueden devolver el brillo, la elasticidad y la tonicidad a las diferentes partes del cuerpo. A continuación, algunas de sus posibles aplicaciones:

Gelatina contra los puntos negros

Quizás una de las preocupaciones cosméticas más comunes sea cómo prevenir o remover los puntos negros, que en ocasiones se quedan sobre la piel, quitándole su brillo y belleza. Ante ellos, una buena opción puede ser la Gelatina sin sabor, sobre todo si en lugar de la gelatina en sobre, se usa la que viene en láminas. Una vez se tenga a mano la gelatina, se deberá mezclar una cucharada de ésta y dos de leche, las cuales además deberán calentarse por 20 segundos en el microondas. Cuando la mezcla se haya enfriado, y su aplicación sea segura, se deberá colocar en forma de mascarilla sobre el rostro. Dejado pasar 20 minutos, se puede retirar de la cara, quitando los excesos con agua tibia.

Beneficios del Aceite de oliva extra virgen Uno de los ingredientes más cotizados de occidente es el aceite de oliva, sobre todo el extra virgen...
Recetas de postres a base de Yuca Quizás lo más conveniente, antes de exponer algunas de los más deliciosos postres a base de yuca, se...
Usos sorprendentes de los alimentos como cosméticos Probablemente la frase “sea el alimento tu medicina, y la medicina tu alimento”, atribuida al antigu...

Para el cabello quebradizo: gelatina

Otro de los sorprendentes usos cosméticos de la Gelatina sin sabor parece ser su capacidad de dejar atrás el cabello quebradizo y sin vida, pues su aplicación se traduce en una inyección de proteínas y colágeno, directa sobre la superficie del cabello. Para usarla con este propósito, la mayoría de las fuentes de cosmética natural aconsejan mezclar una y media (1/2) tazas gelatina sin sabor en polvo, cuatro onzas de agua y cuatro onzas del champú preferido. Se diluirá la gelatina en el agua, y se agregará luego el champú. Cuando se haya conseguido una mezcla homogénea, se destinará la preparación a un recipiente de fácil manejo. Por lo general, algunos aconsejan que sea el propio envase del champú. Con esta preparación, se deberá lavar el cabello, al menos durante un mes, tiempo después del cual, de acuerdo a lo que afirman las fuentes que recomiendan este método, lucirá lleno de vida.

Como exfoliante e hidratante

Así mismo, según expertos en cosmética natural, la gelatina sin sabor resulta también ideal para remover las células muertas de la piel, devolviéndole su aspecto lozano y radiante. Para usarla con este propósito, se puede mezclar una cucharada de gelatina en polvo, dos cucharadas de avena en hojuelas y media onza de agua. Reunidos los ingredientes, deben mezclarse hasta obtener una masa espesa, con la cual se cubrirá la zona del cuerpo a exfoliar. Una vez sobre la piel, se harán masajes en forma circular, durante al menos dos minutos, para después remover con agua tibia. Estando la piel limpia, se agrega entonces agua fría, a fin de sellar los poros.

Gelatina como astringente

Así también, según aseguran algunos expertos en cosmética natural, la gelatina sin sabor cuenta también con propiedades astringentes, por lo que puede resultar un aliado ideal a la hora de mantener nivelado el pH de la piel, así como su exceso de grasa. Para emplearla con este propósito, se deberán mezclar entonces un sobre completo de gelatina sin sabor, unas cuatro onzas de agua caliente y cuatro onzas de jugo de limón. Obtenida una mezcla homogénea, y cuando ésta haya alcanzado una temperatura seguro para su uso, se deberá aplicar sobre el rostro, con ayuda de un algodón. Se deja actuar durante 15 minutos, y se retira la mezcla de la piel con agua tibia. Es importante que se tenga en cuenta que esta preparación debe ser aplicada únicamente en espacios cerrados, en donde la piel no corra el riesgo de estar expuesta a los rayos solares, pues la luz del sol y el limón pueden causar quemaduras en la piel. Por esta razón, también se debe estar completamente seguro de lavar la piel de la cara y las manos, antes de exponerse a la luz solar, después de haber usado este método de belleza, el cual además debe contar también con autorización del Dermatólogo de confianza.

Gelatina, una solución para las uñas quebradizas

Finalmente, otra de las propiedades cosméticas atribuidas a la gelatina sin saber es la capacidad de devolverle a las uñas su fortaleza y brillo, debido a la gran cantidad de proteínas y colágeno que esta sustancia contiene. En este orden de ideas, será necesario entonces mezclar dos cucharadas de gelatina sin sabor en media taza de agua caliente. Una vez que la gelatina se ha disuelto, y la mezcla ha alcanzado una temperatura segura para su uso, se deberán sumergir las manos en ella, por al menos diez minutos. Pasado este tiempo, se lavarán las manos con agua fría, para sellar los poros, y se aplicará una crema hidratante.

Imagen: flickr.com

Usos sorprendentes de la gelatina
agosto 21, 2017