Usos sorprendentes de la leche de magnesia

En el ámbito de los medicamentos, se conoce con el nombre de Leche de Magnesia a un compuesto en base a hidróxido de magnesio, sustancia inorgánica que se forma al mezclar hojuelas de magnesio con agua, y que es usado por la industria farmacéutica como un saborizante.

Breve historia

No obstante, la Leche de Magnesia es considerada un producto con grandes cualidades médicas, siendo usado también como un efectivo antiácido y un gran laxante. De acuerdo a lo que han apuntado los historiadores, este compuesto fue descubierto por  Sir James Murray, en 1829, quien en un intento por atenuar las dolencias del Marqués de Anglesey, creó una preparación líquida en base a magnesia. Dado a su gran efectividad, su fama  se extendió rápidamente, convirtiéndolo en un cotizado producto.

Usos sorprendentes

No obstante, además de ser capaz de cambiar la acidez estomacal, servir para darle sabor a algunas sustancias o incluso estimular el movimiento intestinal, la Leche de Magnesia constituye un producto con grandes propiedades y sorprendentes usos, entre los cuales se encuentran los siguientes:

Aliviar las quemaduras

Así como puede detener de inmediato la sensación de ardor, producido por la acción de los ácidos gástricos en las paredes estomacales, la Leche de Magnesia puede ser usada para atenuar efectivamente las quemaduras solares en la piel, caso para el que se aconseja aplicar un poco de leche de Magnesia en la zona afectada. No obstante, es necesario recordar la importancia de prevenir este tipo de lesiones, con la aplicación de protectores solares, así como la necesidad de acudir al médico en caso de insolación severa.

Ayuda a soportar el picor

Igualmente, la Leche de Magnesia es identificada como uno de los ingredientes adecuados, para ser aplicados en la piel en caso de estar atravesando alguna enfermedad, manifestada en erupciones cutáneas, como por ejemplo la varicela, el sarampión, así como otros tipos de alergias. No obstante, esta decisión debe ser consultada con el médico tratante, con cuya aprobación se procederá entonces a aplicar esta sustancia directamente sobre la piel, lo que –según quienes recomiendan este uso- producirá un alivio inmediato. Así también está indicada para las picaduras de mosquitos.

Como anti-transpirante

Entre otro de los usos alternativos más populares de la Leche de Magnesia es la de poder ser usado de forma eficiente como desodorante, puesto que tiene la función de evitar una sudoración excesiva, lo que por ende evita que las bacterias cuenten con el medio adecuado para reproducirse, causando malos olores. De esta manera, en combinación con el uso de bicarbonato y limón, para limpiar las axilas, puede ser una opción alternativa para quien no desee o pueda usar desodorantes de tipo químico.

Elimina la caspa

Igualmente, la Leche de Magnesia ha sido identificada como un elemento que puede eliminar radical y de forma total la caspa. Al respecto, algunas fuentes recomiendan preparar una mezcla en base a una cucharada de limón, una cucharada de limón, una cucharada de sal y una taza de Leche de Magnesia. Una vez conseguida una mezcla homogénea, se deberá aplicar dicha preparación directamente sobre el cuero cabelludo de la persona afectada por la caspa, dejándola actuar por veinte minutos. Transcurrido ese tiempo, se deberá proceder entonces a lavar la cabeza con agua tibia. En poco tiempo se debería poder ver los efectos, puesto que tanto el limón como la Leche de Magnesia tienen propiedades que eliminan esta condición.

Contra la pañalitis

Así como la Leche de Magnesia puede ayudar en caso de quemaduras solares, también pueden resultar bastante útil a la hora de tratar la delicada piel de los bebés, en casos de pañalitis. Al respecto, y contando también con la autorización del pediatra o médico encargado, la piel del niño debe ser tratada con esta sustancia, la cual aliviará la sensación de dolor, al tiempo que crea una capa protectora, que evita que la zona afectada permanezca húmeda, lo cual estimula las quemaduras y aparición de bacterias.

Contra las manchas

Por otro lado, así como la Leche de Magnesia puede ser útil para aliviar la sensación de ardor de las quemaduras de la piel, también puede ayudar a blanquearla. En este sentido, algunas fuentes señalan que este producto puede ser bastante eficiente en la tarea de aclarar algunas zonas del cuerpo, como las axilas, la zona del bigote, la línea del bikini e incluso los codos y rodillas, entre otras zonas que tienden a marcharse. Para usarlo con este propósito algunas fuentes recomiendan mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con una taza de Leche de Magnesia y el zumo de un limón, preparación que deberá ser aplicada sobre la zona a tratar, donde debe dejarse por unos veinte minutos, después de los cuales deberá removerse, teniendo precaución de que en ningún momento la piel quede expuesta a los rayos solares, puesto que el limón puede causar quemaduras.

Imagen: eldiario.ec

Usos sorprendentes de la leche de magnesia
diciembre 22, 2016

Ver más Artículo al azar