Usos sorprendentes de los creyones de cera

Quien ha tenido niños a su cuidado, o incluso casi todo aquel que ha pasado por la niñez, sabe que los creyones de cera son elementos que hacen parte del paisaje infantil obligatoriamente, pues el dibujo es la principal fuente de comunicación de los infantes.


Lo más reciente:

Sin embargo, al ser fabricados pensando en los niños, los lápices de cera no sólo se gastan rápido, sino que pueden resultar un poco frágiles, motivos que hacen que estos elementos terminen estando por toda la casa, fragmentados en pedacitos de colores. No obstante, este no tiene por qué ser necesariamente el fin de los colores.

No obstante, antes de revisar los creativos usos que se le puede dar a estos elementos, se revisará un poco la naturaleza de estos lápices, que además de llenar de trazos los años infantiles, pueden continuar su vida siendo bastante útiles en las labores domésticas.

Creyones de cera

En consecuencia, se puede comenzar por decir que el Creyón de cera puede ser considerado, básicamente como una barra sólida, hecha a base de cera con color, la cual no resulta tóxica, además de ser altamente removible, sobre todo si el material se calienta.

Así mismo, existen variedades de este elemento. Algunos contienen además de cera, tiza o carboncillo, pero por lo general el más popular es el Creyón de Cera, el cual resulta bastante firme para soportar el trato de un niño y sus aventuras, pero al mismo tiempo es lo suficientemente frágil y romo, para evitar accidentes.

De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes, el Creyón de cera es un invento genial, que se le atribuye al artesano alemán Johann Sebastian Staedtler, quien se cree que en el año 1834 inventó el primer color de cera. Desde entonces estos elementos han conquistado las vidas infantiles –y también la de adultos creativos- sin que tenga que temer por el final de su era.

Usos útiles de los creyones de cera

No obstante, aun cuando el uso de creyones de cera tenga garantizadas cientos de décadas futuras, sin importar los avances de la tecnología, en realidad esta larga vida no está disponible para aquellos creyones particulares que se tienen en casa, y que ya no sirven para colorear.

Empero, esto no significa que deban ir a la basura, pues con un poco de creatividad, se les puede dar nuevos usos increíbles, como por ejemplo estos que se muestran a continuación:

Reparador de muebles de madera

Por lo general, con el paso de los años, y la llegada de niños y mascotas, los muebles de madera van sufriendo algunos arañazos y rasguños. No obstante, no siempre es necesario invertir una gran cantidad de dinero para repararlos, pues quizás con la ayuda de un creyón de cera, ese rayón que rompió el corazón, se convierta en un mal recuerdo.

Para reparar la superficie de un mueble de madera se necesitará entonces tomar un color de madera, lo más parecido posible al color del mueble que se va a reparar. Luego con ayuda de un secador, en su fase caliente, se tratará de ablandar la cera. Si no se tuviera secador podría ser con el microondas, pero teniendo cuidado de no derretirlo por completo.

Cuando la cera esté caliente, se procede entonces a colorear el rayón, tratando de rellenarlo con el color lo más que se pueda. Si en el proceso, el material vuelve a colocarse rígido, se puede volver a calentar. Este truco sirve también para pisos laminados.

Móvil de colores

Una forma hermosa de darle una segunda vida a los creyones de cera es convertirlo en un objeto colorido y divertido, con el cual adornar la casa, como por ejemplo un móvil. Para esto será necesario recoger todos los colores ya descartados que se tengan en casa.

Con ayuda de un taja lápices, se comienzan a cortar en delgadas láminas de color. Se pueden escoger formas circulares. La idea es llenar un espacio preciso sobre una hoja de papel. Cuando el proceso se haya terminado, se colocará una hoja encima, y sobre ellas, la plancha caliente por ambos lados. El calor derretirá el material, convirtiéndola en una pasta divertida.

Mientras todavía la cera está caliente, se debe tener cuidado de abrir un huequito en su parte superior. Se hacen pequeños circulitos de cera, y luego uno más grande, al que se le abren varios huequitos, alrededor, y uno en el centro. Luego con ayuda de un hilo de nailon se unen las piezas y se construye el móvil. Lo mejor es que se tiene garantía de que el adorno no es tóxico.

Velas de cera

Otro objeto decorativo que se puede hacer con creyones de cera son velas, de todos los tamaños y formas. Para realizar este adorno, será necesario tener a disposición velas blancas y colores de cera. Se toman ambos elementos, y se cortan en pedazos pequeños.

Posteriormente, se colocan los colores y el pedazo de cera, en una lata, y se calientan hasta lograr un líquido espeso. Se deja a fuego lento, para que no se solidifique. Al lado, se coloca un vaso con agua fría. Con ayuda de unas tenazas o pinzas, se sumerge la vela de forma vertical en la cera de colores derretida, y rápidamente en agua fría.

La operación se repetirá varias veces, hasta conseguir los colores que se deseen. Se pueden terner varios recipientes con distintos tonos.

Imagen: pixabay.com

Usos sorprendentes de los creyones de cera
julio 31, 2019
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar