Usos sorprendentes del acondicionador

Antes de exponer algunos Usos sorprendentes del acondicionador, quizás lo mejor sea revisar de forma breve algunos aspectos sobre este producto cosmético, que ha tenido tanto auge en las últimas épocas.

El acondicionador

Por consiguiente, el Acondicionador –conocido también como enjuague o crema para el cabello- es definido como un cosmético, en forma de crema, el cual se emplea para suavizar la textura del cabello humano, y que debe ser aplicado después de usar el champú, y por lo general con el cabello húmedo.

Origen del acondicionador

Con respecto a la Historia de este cosmético, los especialistas han señalado que el origen del Acondicionador puede remontarse a los pueblos antiguos, en donde se empleaban aceites y esencias, como por ejemplo el aceite del árbol de té, los cuales se aplicaban con el fin de suavizar la textura de los cabellos, así también como los de la barba masculina.

No obstante, el primer acondicionador que existió en la Historia fue el concebido por el francés Ed. Pinaud, quien en el año 1900, presentó su creación en la Exposición Universal París. El cosmético presentado por este reconocido perfumista francés recibía el nombre de brillantina, y tenía como misión suavizar la textura de las barbas y cabellos masculinos. Luego de más de un siglo de evolución, los acondicionadores se han convertido en un producto esencial para el cuidado diario, contando además con una gran variedad de opciones, según el tipo de cabello que lo requiera.

Usos sorprendentes del acondicionador

Sin embargo, y aun cuando su misión sea lograr cabellos sedosos y manejables, el Acondicionador también puede ser empleado como un gran aliado de las actividades domésticas, puesto que su textura, componentes y funciones pueden ser positivamente empleadas para varias tareas. A continuación, algunas de ellas:

Desencoger la ropa

Una de las funciones más sorprendentes que puede tener el acondicionador, más allá de su tarea de desenredar el cabello, es la de corregir uno de los accidentes más temidos de los que pueden pasar con la ropa: encogerse.

Por consiguiente, cuando la secadora o la lavadora achican el tamaño de una prenda, lo mejor será colocarla en remojo con un poco de acondicionador, por algunos minutos, para que así este cosmético actúe sobre los hilos, volviéndolos mucho más sedosos y desenredados, lo que hará que la ropa vuelva a su tamaño original.

Remedios naturales para el lumbago Quizás una de las dolencias que más ausencias laborales y consultas al médico provoca sea el lumbago...
Usos sorprendentes de la cáscara de naranja Una de las prácticas culinarias occidentales más criticadas en este momento es el consumo de aliment...
Remedios naturales para la afonía En el ámbito médico, se conoce con el nombre de Afonía a un padecimiento, caracterizado principalmen...

Crema de afeitar

Así mismo, la suave y cremosa textura del acondicionador puede ser usada para lubricar la piel, sobre todo cuando se debe depilar la piel, puesto que actuará como un excelente sustituto de la crema de afeitar, reduciendo entonces la fricción de las cuchillas con la piel, evitando cortadas. Además, el acondicionador ayudará a dejar la piel mucho más suave e hidratada.

Un efectivo desmaquillante

Por otro lado, el Acondicionador también puede ser usado como un excelente desmaquillante, en caso de que se descubra que la crema indicada se ha olvidado o se ha acabado. Por consiguiente, si faltara en algún momento el desmaquillador, puede ser una buena opción tomar un poco de acondicionador, y esparcirlo por la cara. Después de quitar el maquillaje sobre la cara, se podrá lavar el rostro con agua tibia.

Sacar anillos atorados

De igual manera, el Acondicionador puede ser un producto de gran ayuda la hora de facilitar la salida de aquellos anillos o argollas que queden atoradas en los dedos. Así las cosas puede ser usada como un gran lubricador haciendo que las joyas salgan de forma rápida y sin dolor.

Removedor de cutículas

Otro de los grandes secretos de la cosmética, tanto doméstica como profesional, es la capacidad que tiene el acondicionador para actuar sobre las cutículas, facilitando su remoción. Para esto será simplemente necesario tomar el acondicionador, y dejarlo actuar sobre la cutícula por al menos unos cinco minutos, tiempo después del cual este elemento de la uña se mostrará mucho más suave. Si a este procedimiento se le agrega el meter las uñas en un poco de agua tibia, seguramente se obtendrían mejores resultados.

Ambientador

También, el Acondicionador no sólo puede ser usado por su textura o capacidad de lubricar y suavizar, sino que también puede ser empleado de forma doméstica por su olor, el cual suele ser bastante agradable, ya que es uno de sus atractivos.

Para esto bastará con disolver un poco de acondicionador en agua, y colocar la preparación en un atomizador, a fin de rociar las cortinas, la tela de los sofás e incluso el aire, para así llenar el ambiente de la casa o la oficina con este olor, que de seguro será bastante efectivo para tapar los malos olores, y refrescar el ambiente.

Destapar tuberías

Finalmente, el Acondicionador también puede ser un aliado increíble de la plomería. Aunque parezca imposible de creer, el Acondicionador puede ser la mejor forma de destapar el drenaje del lavaplatos, el lavamanos o de la ducha.

Para usarlo de esta forma, será necesario verter, de forma abundante, acondicionador por la tubería a destapar, para así permitirle actuar por unos cinco minutos, y luego agregar agua tibia o caliente, esperando que entonces todo lo que atasca la cañería siga su camino, acabando el problema.

Imagen: pixabay.com

Usos sorprendentes del acondicionador
noviembre 12, 2018