Usos sorprendentes del Arroz

El Arroz constituye uno de los cereales de más alta tasa de consumo en el planeta, siendo incluso para algunos pueblos un alimento cotidiano y básico de su dieta, así como sinónimo de alimento. Sin embargo, tal como parecieran indicar varias fuentes especializadas en economía doméstica, la alimentación no es el único uso que se le puede dar al arroz en casa.

Empero, previo a exponer algunos de estos creativos y útiles usos alternativos, se revisarán algunos aspectos sobre el Arroz, a fin de poder conocer un poco más la naturaleza, origen y propiedades de este cereal tan popular en el planeta.

El Arroz

De esta forma, se puede comenzar por decir que el Arroz ha sido definido por los expertos en Botánica como la semilla que nace de la planta, conocida como la Oryza sativa, la cual además se distingue por ser la planta acuática más cultivada a nivel mundial. Por su parte, su semilla, es decir, el Arroz es clasificado, dentro de los distintos grupos alimenticios como un cereal.

Así mismo, los expertos han indicado que el Arroz puede ser calificado como el segundo cereal más consumido en el mundo, apenas detrás del Maíz, y por delante del Trigo.

Sin embargo, tal como señalan algunos otros autores, hay que tomar en cuenta que la producción total que se obtiene del maíz, en realidad no se destina por completo a la alimentación humana, sino que gran parte se desvía a la alimentación animal y a los distintos usos industriales, lo cual convierte realmente al Arroz en el cereal más consumido en el mundo.

Breve historia del Arroz

Con respecto a la procedencia y evolución del Arroz, los historiadores han señalado que el Arroz puede ser considerado un cereal proveniente del continente asiático, específicamente de las zonas limítrofes entre India y China, situación que también ha originado un debate de larga data sobre a cuál de los dos países o naciones se le puede atribuir ser la cuna del Arroz.

Lo que sí se sabe con certeza, debido a los múltiples hallazgos arqueológicos es que para el año 5000 a.C., en esta zona de Asia, el arroz era cultivado y consumido de forma importante. De hecho, los historiadores indican cómo para esta época el Arroz no era considerado solo una fuente de alimento para los chinos, sino que además a lo largo de los siglos fue adquiriendo categoría de símbolo cultural y religiosos para esta nación.

Así mismo, los investigadores han señalado que el Arroz se expandió a Tailandia aproximadamente hacia el año 3000 a.C. Posteriormente, este cereal también fue conocido y prosperó en otros países asiáticos, como por ejemplo Camboya, Vietnam, Japón o Corea.

Por su parte, Occidente conoció el arroz hacia el año 320 a.C. En este sentido, algunos historiadores han referido que fue Alejandro Magno el primer occidental en probarlo, en su contacto con India. Así mismo, se tienen pruebas de que ya para esta época los griegos en general conocían el Arroz, como un cultivo propio de India.

En cuanto al Imperio romano, los investigadores creen que el Imperio romano conoció el Arroz hacia el siglo I d.C., mientras que los egipcios tuvieron que esperar hasta el siglo IV, cuando los árabes lo llevaron al valle del Nilo. Igualmente, los expertos indican que fueron los árabes, así como la expansión del Islam, los responsables de la llegada del Arroz al norte de África.

Empero, los expertos dudan que hayan sido ellos, es decir, los árabes quienes llevaron el Arroz a España, en donde se cree que fue conocido por primera vez en el moderno Levante, cuanto estos territorios pertenecían a Bizancio, hacia el siglo VII. No obstante, la Historia refiere que en Europa la primera vez que fue servido el arroz en la corte francesa fue en el siglo XVII, cuando le fue servido al rey francés, Luis IX, en forma de postre, en lo que se asume como una de las primeras versiones del arroz con leche.

Más adelante, el Arroz  prosperó como ingrediente en la cocina catalana, en la cual comenzó a ser usado para incorporarse a platos salados, en forma de guisos. Igualmente, la Historia señala que fueron los españoles los responsables de llevar el Arroz a América, específicamente durante el segundo viaje de Cristóbal Colón, en el año 1493.

No obstante, los españoles tardaron unos veinte años en lograr que la variedad asiática se aclimatara a los suelos americanos. De hecho, no fue hasta años más tarde, y con la oleada de africanos esclavizados, que fueron llevados a América, que el arroz no prosperó verdaderamente, pues eran los pueblos africanos quienes tenían siglos de conocimiento en el cultivo de este cereal, el cual desde entonces constituye base de la alimentación de los americanos, sobre todo de Latinoamérica.

Propiedades nutricionales del Arroz

Además de ser considerado un cereal con gran capacidad de producción, el Arroz es visto igualmente como un alimento con grandes propiedades nutricionales, entre las que se encuentran ser por ejemplo una importante fuente de Carbohidratos, Azúcares, Grasas naturales y Proteínas vegetales.

Por igual, según señalan los especialistas en nutrición, el Arroz contiene importantes vitaminas, como lo son las vitaminas A, B6, B12, C y D, las cuales respectivamente están vinculadas a la regeneración celular, producción de hemoglobina, conversión de los hidratos de carbono en glucosa, la fortaleza del sistema inmunológico y la conservación del Calcio en huesos y dientes.

De igual forma, en este cereal de origen asiático pueden conseguirse importantes cantidades de minerales, que resultan vitales para el adecuado funcionamiento del cuerpo humano, como por ejemplo el Calcio, Hierro, Magnesio, Sodio y Potasio.

Empero, no todo es color de rosas, y algunas fuentes han advertido que el Arroz, al menos caliente eleva de forma importante el índice glicémico, por lo que no es muy recomendable en personas con diabetes o resistencia a la insulina.

Así mismo, se ha señalado que este cereal contiene igualmente cantidades de arsénico, que aun cuando resulta inocuo en los adultos, sí debe ser consumido de forma moderada por los niños, sobre todo en sus presentaciones líquidas.

Usos sorprendentes del arroz

Aun cuando el Arroz es considerado una fuente saludable de alimento, al igual que un cereal con gran capacidad de adaptación y producción, los distintos pueblos de la historia han logrado identificar en él otras propiedades, que han hecho que este cereal sea considerado también un aliado importantísimo en la realización de ciertas tareas domésticas, que pueden dejar sorprendido a cualquiera. A continuación, algunos usos alternativos del Arroz:

Molinillo como nuevo

Algo que puede resultar un poco tedioso es limpiar las aspas de un molinillo, destinado a moler café o distintas semillas, pues estos elementos pueden largar en el proceso aceites y grasas, que vuelven de la limpieza de este artefacto una verdadera pesadilla. No obstante, el arroz puede venir al rescate.

En este orden de ideas, y según señalan algunos entendidos, tomar el molinillo que se quiere usar, cubrir las aspas con arroz crudo, y luego activar el aparato, hace que el arroz se pique, liberando almidón y otras sustancias que se encargan de absorber la grasa, dejando el molinillo como nuevo.

Sal libre de humedad

Según algunos poetas antiguos, la Sal es la que da el sabor al mundo, y aun cuando ahora se consigue en los supermercados, bastante accesible, hubo épocas en las que fue un verdadero bien, o incluso motivo de guerra entre pueblos.

No obstante, tanto en la antigüedad como en tiempos modernos, resulta un verdadero inconveniente que la Sal se humedezca, pues pierde su capacidad de manejo. De acuerdo a lo que señalan algunas fuentes, esta situación puede evitarse si simplemente se agregan algunos granos de arroz en el fondo del recipiente en el que se va a guardar, o en el salero en el que se servirá.

De esta forma, el Arroz evitará que la sal se humedezca y se apelmace, y haciendo que por el contrario siempre esté sueltecita y manejable.

Crema hidratante en casa

Desde hace siglos, en Asia el arroz es famoso por sus propiedades cosméticas, así como en su capacidad de hidratar y suavizar la piel. De esta forma, tanto el polvo de Arroz como el agua de este cereal son considerados uno de los más importantes secretos cosméticos del mundo.

Para preparar el Arroz con este fin será necesario simplemente colocar, en una olla, dos tazas de agua, así como una taza de arroz, y permitir que la preparación hierva hasta que el líquido cambie de color, a un aspecto blanquecino. En ese momento, se deberá bajar del fuego, y permitirle enfriarse.

Luego se cuela el líquido, y se aplica en la piel de la cara con un paño húmedo. También se pueden sumergir por algunos minutos los pies o las manos en esta agua, quedando totalmente suaves e hidratadas.

Pies calientes durante el invierno

Otra de las grandes propiedades con las que cuenta el Arroz es la capacidad de conservar el calor, por lo que entonces puede ser uno de los grandes aliados durante el invierno. Para emplearlo con este propósito, será necesario simplemente tomar una o dos tazas de arroz, llevarla al microondas, y calentar por unos minutos.

Luego, se deberá rellenar una bolsa de tela con estos granos de arroz caliente, y se colocará en la cama a la altura de los pies. Así mismo, este método puede usarse para fines un poco más medicinales, como por ejemplo aplicar calor local en caso de cólico, o de algún dolor muscular.

Herramientas sin óxido

Suele suceder también que por más cuidado que se tengan con las herramientas de metal y acero, estas pueden presentar situaciones de óxido, debido a las condiciones climáticas. Para evitar esto, el Arroz es ideal, por lo que según señalan algunos expertos simplemente se deberán agregar dos cucharadas de arroz en la caja de herramientas, y listo, este cereal crudo se encargará de absorber la humedad, evitando que llegue a los utensilios.

Así mismo, si la medida ha sido tomada tarde, y alguna de las herramientas presenta síntomas de oxidación, esta se puede revertir un poco si se sumerge por unas doce horas en un recipiente con arroz, pues este cereal tiene la propiedad de absorber la humedad de las herramientas.

Juguete para mascotas

Otros de los grandes beneficiados con los usos alternativos que puede tener el Arroz son las mascotas, pues sean perros o gatos, podrán tener su propio juguete, seguro y económico. Para realizarlo, bastará con escoger alguna prenda de vestir, de una tela resistente, que ya no se encuentre en uso.

Acto seguido, se elaborará una bolsita, del tamaño que se desee, con la tela escogida, se rellenará de arroz, y se cerrará, no tan apretada para que los granos de arroz tengan cierta libertad de movimiento. Tan grande sea la mascota, debe ser la pelota o juguete que se fabrique, para evitar que el animal se ahogue o atragante.

Medidor de aceite caliente

Así mismo, los expertos en cocina han señalado que una buena forma de comprobar si el aceite en el que se desea cocinar está lo suficientemente caliente para freír es colocando en él un grano de arroz, pues su reacción señalará si es tiempo o se debe esperar todavía un poco más.

De esta manera, según señalan las distintas fuentes, si el arroz flota sobre el aceite, mientras comienza a freírse, es hora de continuar con la receta. Por el contrario, si se sumerge, entonces es mejor darle unos minutos más al aceite antes de probar de nuevo o freír lo que se desea preparar.

Imagen: pixabay.com

Usos sorprendentes del Arroz
junio 10, 2019
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar